12/11/2018

Tucumán

Escándalo y denuncia de campaña sucia en el Colegio de Psicólogos de Tucumán

El conflicto interno, a meses de las elecciones, llegó incluso a la justicia ordinaria sumiendo al organismo en una crisis.
Ampliar (1 fotos)

Escándalo en el Colegio de Psicólogos.

Se acercan las elecciones en el Colegio de Psicólogos de la provincia de Tucumán, y desde un sector denuncian una campaña sucia contra una de las candidatas.

A través de un comunicado, desde la Agrupación Horizontes de las Psicologías de Tucumán, afirman que existe una persecución contra la ex presidenta María Laura Posse.

La denuncia llegó incluso a la justicia ordinaria, ya que afirman que se busca proscribir a Posse apelando a una denuncia que fue desestimada en el año 2014.

El comunicado completo:

 

VIOLENCIA Y PERSECUCION POLITICA EN EL ACTUAL GOBIERNO DEL COLEGIO DE PSICOLOGOS DE TUCUMAN

 

Los psicólogos integrantes de Agrupación Horizontes de las Psicologías de Tucuman estamos denunciando y llevando a la Justicia Ordinaria el caso de persecución política desde el gobierno actual del Colegio sobre la ex presidente lic María Laura Paz Posse.

En efecto, rompiendo todas las normas institucionales y con connivencia del Consejo Directivo, tres miembros del Tribunal de Etica (Kancyper, Tiboldo y Olaya) intentan actuar de oficio para resucitar una sanción etica del año 2013 que había sido declarada nula por otro Tribunal en el año 2014.

Así, a casi 60 días de dar por iniciado el año electoral, las psicólogos en nombre del órgano Tribunal de Etica, rompiendo toda normativa para una actuación de oficio, se disponen a ensuciar el legajo de la ex presidenta, dañar su buen nombre y eventualmente producir una proscripción electoral en las proximas elecciones de abril del 2019.

Sobre las graves faltas en las que el Tribunal y el Consejo Directivo incurren se han labrado dos actas de constatación ante escribano público.

¿Acaso puede decirse que no conocen las normas?

Un poder que se ubica por encima de lo legal, no reconociendo su límite, es un rasgo tristemente conocido de los regímenes totalitarios. Un tal poder totalitario necesita que la Ley sea ambigua y vaga para poder hacerle decir, discrecionalmente, lo que venga bien a sus fines. Pero nuestra Ley no es vaga ni ambigua. No se presta a un uso discrecional. Por lo tanto manipular legajos desde las sombras, no dar a conocer las actuaciones, desaparecer fojas de los expedientes originales revelan que un conjunto de personas está dispuesto a comportarse por encima de la Ley como si estuvieran exentos de la misma.

Las leyes además de ser el pacto de convivencia de una comunidad son una garantía de los derechos de todos sus miembros. La falta de apego a la Ley y la ruptura de las normas básicas son un hito alarmante de violencia, sobre todo cuando se ejerce por quienes detentan el poder dejando a todo un colectivo en situación de vulnerabilidad . Alarma y preocupa que estos rasgos sean los que animan a la gestión actual del Colegio.

Apelando a la Ley como modo de pacificación llevamos esta denuncia a la Justicia Ordinaria, para contribuir a que las conductas violentas y fuera de la Ley sean llamadas al orden.

 

E invitamos a los psicólogos de Tucumán a poner atención sobre el retorno de rasgos persecutorios y totalitarios en la gestión que gobierna actualmente el Colegio, identificados como Lista Diversidad.

 

Firman: Antonio Sandoval, Susana Martínez, Fernanda Mónaco,Viviana Suarez, Roxana Soria Molina, Hernan Ibarra, Cecilia Sale.

Tags

Recomienda esta nota: