07/12/2018

Tucumán

El gobierno provincial busca hacerse cargo de la Tarifa Social para evitar aumentos desmedidos

La Nación elaboró un Presupuesto para el año 2019 que implica una fuerte suba en las tarifas para más de 160 mil familias tucumanas.
Ampliar (1 fotos)

La Provincia busca que los usuarios no tengan que soportar el peso del incremento de las tarifas.

A partir de la decisión del Gobierno Nacional de eliminar la Tarifa Social en el Presupuesto 2019, se teme que más de 160 mil familias tucumanas sufran un aumento en la boleta de la luz de más del 50 por ciento.

Ante esta situación, la Provincia podría implementar una tarifa social a partir del mes de enero, para evitar las subas desmedidas que eprjudiquen al usuario.

El presidente del Ente Regulador de los Servicios Públicos (ERSEP), Sergio Sánchez. “Lo que tratamos de hacer es encontrar un mecanismo que nos permita ser mucho más precisos en la determinación de los usuarios que reúnan los requisitos para ser beneficiarios”, ahondó el titular del Ersept.

La preocupación comenzó a crecer tras la aprobación del Presupuesto 2019 de la Nación, que no incluye los fondos para la tarifa social de la electricidad en ninguna de las provincias. En el caso de Tucumán, ese beneficio alcanza a unas 160.000 familias y representa una partida de unos $ 500 millones anuales. Según había anticipado ayer Santiago Yanotti, vocal del Ersept, sin ese subsidio la boleta de la luz aumentará entre un 30% y un 60% para ese padrón de beneficiarios.

Con el propósito de suplir ese faltante, la Provincia evalúa aplicar una tarifa social local, similar a la que ya rige para el servicio de agua y cloacas. Una solución similar adoptó el Gobierno para el sector del transporte público de pasajeros. Ante la quita de los fondos nacionales, se dispuso una partida de $ 1.560 millones para sostener ese servicio público durante 2019.

Sánchez adelantó que el padrón de beneficiarios de la futura tarifa social será un poco más acotado. “Los criterios que se aplicaron en la Nación eran suficientemente amplios; encontramos que hay titulares de los servicios que están en zonas de altos ingresos y que aparecen como beneficiarios, fundamentalmente porque el titular es un jubilado, por ejemplo. Creemos que a esos casos hay que limpiarlos, y puede haber situaciones en los que haya excluidos y habrá que corregir. Con seguridad vamos a ser muchos más precisos en la determinación”, consideró.

Respecto de cómo se aplicarán los descuentos, deslizó algunas posibilidades. “Hay dos situaciones pasibles: un sector de muy escasos ingresos, y otro de medio bajo. La intensidad del subsidio va a variar según la situación. Cuando el PE determine la aplicación de esa metodología, sabremos de cuánto será el descuento”, adelantó.

Finalmente, dejó una advertencia sobre la posibilidad de que haya nuevos incrementos en la tarifa eléctrica. “El horizonte que tenemos sobre el impacto es severo, porque hay un espacio significativo de ajuste nacional sobre el valor de la tarifa”, alertó. (lagaceta.com.ar)

 

 

 


Recomienda esta nota: