15/12/2018

Tucumán

Cientos de tucumanos marcharon contra el maltrato animal y la tracción a sangre

Organizaciones y ciudadanos se movilizaron desde Plaza Urquiza a Plaza Independencia, en donde reclamaron a las autoridades provinciales la aplicación de políticas para hacer cumplir la ley 14.346, la prohibición de la pirotecnia, un programa de castraciones masivas y la abolición del uso de caballos para trabajos humanos.
Ampliar (1 fotos)

Las movilizaciones se repetirán todos los meses. Foto: @Aleneyrubi

Este viernes se realizó en San Miguel de Tucumán la segunda marcha en defensa de los derechos animales, organizada por el Movimiento Fucsia junto a otras organizaciones que buscan visibilizar y reclamar a las autoridades medidas urgentes ante la grave situación en que se encuentra la provincia respecto a problemáticas como el incumplimiento de la ley que pena el maltrato, la tracción a sangre y la desbordante población callejera, entre otras.

Bajo el lema NO AL MALTRATO ANIMAL/ PIROTECNIA CERO/ NO MAS TAS, organizadores y cientos de tucumanos se reunieron en la Plaza Urquiza para marchar desde allí hasta la Plaza Independencia, en donde se instalaron un stand y una pantalla abiertos al público con material dirigido a concientizar sobre los diversos modos en que se violan a diario y masivamente los derechos de los animales.

Silvina Apás, representante del Movimiento Fucsia, de ALUISA-Ley No mas TAS, asociación de alcance nacional que busca abolir la tracción a sangre, y organizadora de la marcha, se encargó de reiterar los principales puntos del petitorio dirigido al gobernador Juan Manzur, a los legisladores y a todas las autoridades de los distintos poderes de la provincia, que asimismo es entregado luego de cada movilización en Casa de Gobierno.


Entre los reclamos están la implementación de la ley 14.346 contra el maltrato animal, sancionada en 1954, la cual plantea la necesidad de atender cuestiones referidas a la protección, bienestar y abolición de los animales sometidos a la crueldad.

También la prohibición del uso de pirotecnia, exigida con fundamentos científicos sobre los daños que generan estos festejos en los animales, y la necesidad de encarar un programa de castraciones masivas gratuitas, abarcativas y sostenidas en toda la provincia para el control de la fauna urbana.

En un lugar central dentro de las tareas que ocupan a las asociaciones de defensores y rescatistas está la búsqueda de la abolición a la tracción de sangre (Tas) en todo el territorio provincial. Ayer se volvió a pedir el urgente tratamiento del Proyecto de Ley no Más Tas en la Comisión de Seguridad y Justicia de la Legislatura provincial.

"La tracción a sangre es el maltrato animal en forma obscena, y hay que tener en cuenta que el sector de los carreros tienen tantas carencias y están tan olvidados que también vuelcan su frustración y su olvido en el caballo. Esta situación deja expuesto el fracaso de las políticas de todos los ministerios. Quienes realizan estos trabajos con el carro no tienen futuro: un niño arriba de un carro no tiene futuro, y la misma sociedad con su mirada piadosa lo está condenando", dijo Apás, quien aborda el problema contemplando no sólo la situación de los animales sino sobre todo desde la marginalidad y los peligros que corren quienes dependen de esta práctica para subsistir.

Al respecto, las organizaciones llevan adelante una campaña para pedir a los legisladores oficialistas Marcelo Caponio y Javier Pucharras, este último presidente de la Comisión de Seguridad y Justicia de la Legislatura, el tratamiento del proyecto impulsado con el apoyo de dos legisladores radicales, para que sea debatido el próximo año en el recinto.


Entre los demás puntos mencionados anoche en la Plaza estuvieron la necesidad de cambiar la mirada social sobre el Zoológico de San Pedro para no incentivar con nuestra visita lo que en realidad es una cárcel de seres inocentes, la prohibición de la experimentación con animales, de criaderos destinados a la venta y la implementación de educación desde el primer ciclo escolar para la correcta vinculación con animales, considerando a las especies como personas no humanas.

En el lugar también se instaló una performance en la que cuatro activistas con máscaras difundieron en pantallas videos explícitos de la salvaje carnicería que sustenta a criaderos y frigoríficos dedicados a la comercialización de la carne de distintas especies.

La imagen puede contener: 6 personas, personas de pie, sombrero y exterior

Sobre el final los organizadores agradecieron la participación de los concurrentes y anunciaron que las marchas seguirán realizándose una vez por mes para que el reclamo sea cada vez más grande y se haga oír entre quienes cuentan con el poder para realizar esta impostergable transformación.


Recomienda esta nota: