22/12/2018

Tucumán

Detuvieron a dos sospechosos y secuestraron un arma por el crimen de Marcos Sáez

La Policía realizó varios allanamientos en los Barrios Juan XXIII y Ejército Argentino, donde detuvo a dos jóvenes de 19 y 17 años. Buscan al autor material del asesinato del empleado asaltado.
Detuvieron a dos sospechosos y secuestraron un arma por el crimen de Marcos Sáez | El Diario 24 Ampliar (1 fotos)

El joven tenía un bebé de 5 meses. (Foto tomada de Periódico Móvil)

La policía detuvo a dos jóvenes (uno de ellos menor de edad) y secuestró el arma que podría haber sido utilizada en el robo y asesinato de Marcos Sáez, de 26 años, quien el miércoles por la noche fue baleado cuando se dirigía a su casa en la esquina de calle San Martín y Alberti, y fue rodeado por cuatro jóvenes que pretendían quedarse con su moto KTM.

“Estamos bien encaminados y hemos recolectado indicios para identificar a las personas que participaron en el hecho”, explicó la fiscala Adriana Giannoni sobre el hecho ocurrido el miércoles, pa las 21.30, según reproduce La Gaceta, Aún queda detener al sospechoso de ser el autor material del hecho, ya que en la casa de su pareja fue encontrada una pistola 22 milímetros.

Sáez intentó escapar y le dispararon con un arma calibre 22. El proyectil ingresó por la axila izquierda. Recorrió poco más de 100 metros, y al llegar a la calle Thames, no pudo más: perdió el control del rodado y cayó. El balazo le provocó la muerte, según se confirmó por el informe de la autopsia.

Desde un primer momento, la hipótesis de los investigadores fue que la víctima había sido atacada por un grupo de jóvenes que se habrían dedicado al robo de motos. En base a los testimonios de algunos testigos y de las imágenes de las cámaras de seguridad (de muy baja calidad) establecieron cómo había sido el ataque. Confirmaron esa información con los videos registrados por cámaras de particulares y solicitaron una serie de allanamientos.

En medio de un fuerte operativo, la policía de las divisiones Delitos contra la Propiedad y Homicidios, bajo las órdenes de los comisarios José Díaz y Jorge Dib, detuvo en el barrio Juan XXIII (“La Bombilla”) a un tal “Maxi” (17 años) y a Carlos Suárez (19), sospechosos del crimen.

En el barrio Ejército Argentino fueron hasta la casa de una joven que sería novia de un tal “Matías”. No lograron ubicarlo, pero allí encontraron un arma calibre 22 que podría haber sido utilizada en el hecho. Según confirmaron fuentes policiales y judiciales, el arma estaba escondida en una especie de chimenea. El sospechoso la habría atado con un alambre en el hueco para ocultarla.

Giannoni dijo que en las próximas horas enviará a Salta las imágenes que se tomaron con las cámaras de seguridad para que se determine si se puede identificar a los sospechosos. Además, los especialistas del Equipo Científico de Investigación Fiscal (ECIF) compararán la vaina de calibre 22 encontrada en la esquina de San Martín y Alberti con el arma que secuestró la Policía ayer.

Fuentes policiales y judiciales confirmaron que los aprehendidos tienen antecedentes por robo. También señalaron que estaban siendo investigados por ser sospechosos de herir a personas para robarles las motos. Se cree que son los autores del ataque que sufrió la agente Micaela Manganelli en la esquina de Ejército del Norte y Perú, a la que balearon para robarle el bolso, cuando volvía con una compañera después de su primer día de trabajo en la Policía. (Gustavo Rodríguez-La Gaceta)



Recomienda esta nota: