28/12/2018

Tucumán

inseguridad

Le robaron y le quemaron la mitad de su cuerpo y ahora pelea por su vida

El hombre fue encontrado en la calle gravemente herido. Su familia no sabe qué fue lo que ocurrió.
Le robaron y le quemaron la mitad de su cuerpo y ahora pelea por su vida | El Diario 24 Ampliar (1 fotos)

El hombre se encuentra internado en estado delicado con pronóstico reservado.

El pasado domingo por la mañana, Cristian René Albornoz, de 41 años, fue encontrado en la calle Monteagudo al 1800 en grave estado, aunque consciente. Fue llevado al Centro de Salud donde se encuentra internado desde entonces en terapia intensiva con quemaduras profundas en más de la mitad de su cuerpo.

No tenía teléfono celular, pues se lo habrían robado junto con su billetera y documentación. Se detalló también que una ambulancia el 107 habría llegado 50 minutos después de realizado el pedido de auxilio médico por el vecino que lo encontró.

“No sabemos nada. Solamente que lo han rociado con alcohol y lo han quemado”, explicó Gisel Albornoz, hija mayor de Cristian, que esperaba para ver a su padre en terapia intensiva.

La joven cumplió 19 años el sábado, día anterior al ingreso de Albornoz al Centro de Salud. “Él llegó a la noche, como a las 12. Yo me estaba por ir a bailar. Él llegó y estaba ahí con un amigo”, contó. Ella habría vuelto de bailar a las 6 del domingo, y la última vez que los miembros de su familia lo vieron fue media hora antes. “Dice mi mamá que como a las cinco y media él anduvo por casa y le pidió $300. Él le dijo que estaba jugando al truco”. Pocas horas más tarde, lo sucedido al hombre circulaba por las redes sociales. “A las nueve de la mañana nos enteramos. Mi mamá recién se despertaba”.

Gabriela Ríos, esposa de Albornoz y madre de Gisel, se dirigió al Centro de Salud, donde le comunicaron el estado de su esposo. “Yo no le veo mejoría. Siempre que vamos él está totalmente sedado”, dijo, aunque agregó también que el estado de inconsciencia de su cónyuge le parece “mejor, por el dolor que habrá de sentir”.

Estando la víctima del hecho privada de conocimiento, Gabriela sospecha que sólo hay una persona que puede ayudar a saber qué ha pasado. “El chico se llama David, no sé el apellido, pero sé que con él andaba”, aseveró. Este amigo sería la última persona con quien Cristian fue visto por la familia.

Cristian y Gabriela son padres de seis hijos. Gisel es la única mayor de edad. Ambas mujeres han visitado terapia intensiva los cinco días desde el domingo, pero el panorama aún les resulta extraño. “Mi marido jamás tuvo problemas con nadie. Si salía a tomar con los amigos, volvía bien. Nunca he escuchado de una pelea o discusiones”, analiza Gabriela. Dijo además que su marido “siempre llevaba la comida, es muy trabajador”. “Se preocupaba por los chicos”, añadió.

Han sido cinco días complejos para la familia Albornoz. Gabriela dejó su trabajo de ama de llaves y agradece la ayuda de conocidos para salir adelante. “Estamos peleándola. Los amigos (de Cristian) nos ayudan un montón, estoy muy agradecida”. Además, espera que la Policía actúe pronto para determinar a los responsables. “Por mi casa no han ido a averiguar nada y yo quiero que vayan a preguntar, así uno les puede dar algo de datos”.

El caso ingresó ayer en la Fiscalía en lo Criminal a cargo de Pedro Gallo. Por otro lado, fuentes oficiales del Centro de Salud confirmaron que Albornoz se encuentra en estado delicado, con quemaduras profundas, por lo que el pronóstico es reservado. (lagaceta.com.ar)

 

 



Recomienda esta nota: