04/04/2019

Tucumán

Recurren a organismos internacionales para que el Gobierno garantice la reparación de “Lucía”

Desde CLADEM presentaron medidas cautelares urgentes para "otorgarle acceso a la educación, vivienda digna, a la salud y garantizarle la protección integral que le corresponde como niña".
El Comité de América Latina y el Caribe para la Defensa de los Derechos de la Mujer (CLADEM) recurrió a organismos internacionales para que el Estado tucumano se encargue de la reparación integral de “Lucía”, la niña de 11 años a quien le practicaron una cesárea en febrero, luego de una violación intrafamiliar. 
Representantes de la ONG que representa a la familia ampliada que hoy tiene la guarda legal de la menor, presentaron medidas cautelares en favor tanto de la niña y como de los médicos que la trataron, los ginecólogos José Gijena y Cecilia Ousset. 
Las presentaciones se realizaron ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), el Alto Comisionado de Naciones Unidas por los Derechos Humanos (ACNUDH), ante la relatora del Grupo de Trabajo sobre la Cuestión de Discriminación contra la Mujer en la Legislación y en la Práctica, Ivana Radacic, y ante la Convención sobre la Eliminación de Todas las Formas de Discriminación contra la Mujer (CEDAW).
Según expuso a eltucumano.com la coordinadora de CLADEM en Argentina, Celia Debono, desde que el caso tomó público conocimiento, se llevó adelante un arduo trabajo para acompañar a la familia y a la niña, junto a las abogadas pertenecientes a CLADEM Tucumán, Adriana Guerrero, Laura Julieta Casas y Luciana Gramaglio, en conjunto con la coordinadora regional de la ONG, Julia Escalante de Haro. La presentación ante los organismos internacionales se realizó, además, en conjunto con la organización Equality Now, a cargo de Bárbara Jiménez. 
“Presentamos a la CIDH una solicitud urgente de medidas cautelares para la reparación integral de “Lucía”, esto es, otorgarle acceso a la educación, vivienda digna,  a la salud y garantizarle la protección integral que le corresponde como niña. Teniendo en cuenta cómo el Estado responda de ahora en adelante puede ser un gravísimo precedente para las niñas y adolescentes víctimas de violencia sexual y de embarazos infantiles forzados, para Argentina y para la región completa”, explicó Debono. En este sentido, además de buscar que se respeten los derechos de la niña, la presentación de las medidas cautelares aspira a que se apoye a los médicos que practicaron la cesárea a pedido del Sistema Provincial de Salud (SI.PRO.SA) y que fueron denunciados penalmente por un conjunto de abogados "Pro Vida". 
“Esta denuncia no responde a un fin lícito y por tanto no procura proteger derechos, lo que busca esta denuncia es amedrentar a los doctores denunciados y aquellos otros pocos doctores que realizan prácticas de terminación de embarazo, para que desistan de esta práctica. El Estado faltando a su deber de proteger a la niña propició que sus derechos fueran vulnerados. La intervención del doctor Gijena y de la doctora Ousset tuvo lugar en ese marco de coerción estatal hacia la niña para salvar su vida”, explicitó la coordinadora de CLADEM Argentina.
Debono destacó también la importancia del fallo de la jueza de familia Victoria Brand, quien ordenó que la niña que nació de la cesárea no sea inscripta como hija de "Lucía". "Desde CLADEM recurrimos a organismos internacionales como la CIDH para que adopte de manera urgente medidas cautelares en favor de la niña, solicitando al Estado que arbitre todos los medios necesario para hacer efectivos los derechos de Lucía y el resto de niñas en Argentina como así también se resguarden los derechos de los médicos”, concluyó.

El Comité de América Latina y el Caribe para la Defensa de los Derechos de la Mujer (CLADEM) recurrió a organismos internacionales para que el Estado tucumano se encargue de la reparación integral de “Lucía”, la niña de 11 años a quien le practicaron una cesárea en febrero, luego de una violación intrafamiliar. 

Representantes de la ONG que representa a la familia ampliada que hoy tiene la guarda legal de la menor, presentaron medidas cautelares en favor tanto de la niña y como de los médicos que la trataron, los ginecólogos José Gijena y Cecilia Ousset

Las presentaciones se realizaron ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), el Alto Comisionado de Naciones Unidas por los Derechos Humanos (ACNUDH), ante la relatora del Grupo de Trabajo sobre la Cuestión de Discriminación contra la Mujer en la Legislación y en la Práctica, Ivana Radacic, y ante la Convención sobre la Eliminación de Todas las Formas de Discriminación contra la Mujer (CEDAW).

Según expuso a eltucumano.com la coordinadora de CLADEM en Argentina, Celia Debono, desde que el caso tomó público conocimiento, se llevó adelante un arduo trabajo para acompañar a la familia y a la niña, junto a las abogadas pertenecientes a CLADEM Tucumán, Adriana Guerrero, Laura Julieta Casas y Luciana Gramaglio, en conjunto con la coordinadora regional de la ONG, Julia Escalante de Haro. La presentación ante los organismos internacionales se realizó, además, en conjunto con la organización Equality Now, a cargo de Bárbara Jiménez

“Presentamos a la CIDH una solicitud urgente de medidas cautelares para la reparación integral de “Lucía”, esto es, otorgarle acceso a la educación, vivienda digna, a la salud y garantizarle la protección integral que le corresponde como niña. Teniendo en cuenta cómo el Estado responda de ahora en adelante puede ser un gravísimo precedente para las niñas y adolescentes víctimas de violencia sexual y de embarazos infantiles forzados, para Argentina y para la región completa”, explicó Debono. En este sentido, además de buscar que se respeten los derechos de la niña, la presentación de las medidas cautelares aspira a que se apoye a los médicos que practicaron la cesárea a pedido del Sistema Provincial de Salud (SI.PRO.SA) y que fueron denunciados penalmente por un conjunto de abogados "Pro Vida". 

Esta denuncia no responde a un fin lícito y por tanto no procura proteger derechos, lo que busca esta denuncia es amedrentar a los doctores denunciados y aquellos otros pocos doctores que realizan prácticas de terminación de embarazo, para que desistan de esta práctica. El Estado faltando a su deber de proteger a la niña propició que sus derechos fueran vulnerados. La intervención del doctor Gijena y de la doctora Ousset tuvo lugar en ese marco de coerción estatal hacia la niña para salvar su vida”, explicitó la coordinadora de CLADEM Argentina.

Debono destacó también la importancia del fallo de la jueza de familia Victoria Brand, quien ordenó que la niña que nació de la cesárea no sea inscripta como hija de "Lucía". "Desde CLADEM recurrimos a organismos internacionales como la CIDH para que adopte de manera urgente medidas cautelares en favor de la niña, solicitando al Estado que arbitre todos los medios necesarios para hacer efectivos los derechos de Lucía y el resto de niñas en Argentina como así también se resguarden los derechos de los médicos”, concluyó.


Recomienda esta nota: