25/04/2019

Tucumán

Avanzan en la erradicación de la enfermedad de Chagas

Se reforzarán controles poniendo especial atención en mujeres en edad fértil y en niños, para evitar el avance de la enfermedad y el desarrollo de otras complicaciones.
Ampliar (1 fotos)

Prevención del Chagas.

Se reforzarán las acciones de control de transmisión no vectorial, poniendo especial atención en mujeres en edad fértil y en niños, para evitar el avance de la enfermedad y el desarrollo de otras complicaciones.

Esto es parte de un convenio marco que firmó el Ministerio de Salud Pública y la fundación Mundo Sano, para trabajar de manera coordinada en la investigación, el tratamiento y el diagnóstico de la enfermedad de Chagas congénita, con el objetivo de erradicarla.

La subsecretaria del Ministerio, Lucía Cebe, junto a la jefa del programa de Control de Chagas y de Enfermedades Transmitidas por Vectores, Antonia Lavenia, y Ana Pereiro de la dirección de Programas y Proyectos de la fundación avanzaron en esta oportunidad en cuestiones operativas, reforzando las acciones programáticas para el control de la transmisión no vectorial, por eso es que las estrategias se centrarán ahora en mujeres en edad fértil que pueden padecer la enfermedad y transmitirlo a sus hijos.

Con el apoyo de Mundo Sano, resaltó la doctora Lavenia, se reforzará el trabajo que vienen realizando desde el Instituto de Maternidad, desarrollando acciones que cubran a niños en edad escolar, que pueden ser hijos de mamás que padecen el mal de Chagas sin saberlo. “Queremos detectar los casos positivos y tratarlo oportunamente para evitar que el avance de la enfermedad llegue a alguna cardiopatía u otra complicación, mientras más temprano es el diagnóstico y más joven el paciente, más rápido puede curarse”, añadió.

Tucumán fue certificado libre de la transmisión vectorial, esto es consecuente al esfuerzo conjunto entre las políticas sanitarias del Ministerio de Salud Pública con la Fundación Mundo Sano. Es importante, señaló en ese sentido la doctora Pereiro, mantener el trabajo para reducir el riesgo de contraer la enfermedad por medio del vector mientras el paciente se encuentre en tratamiento.

El objetivo es, en las próximas décadas, eliminar la posibilidad que un niño nazca con la enfermedad de Chagas, se trata de algo muy auspicioso que exige un gran trabajo. “La provincia de Tucumán viene haciendo una tarea enorme desde hace muchos años, nosotros hemos acercado nuevas propuestas a partir de las actualizaciones y descubrimientos que se van realizando en la materia”, contó Pereiro, confiada en que esta primera reunión tras la firma del acuerdo los pone en camino hacia un trabajo conjunto y fructífero.



Recomienda esta nota: