19/05/2019

Tucumán

Inseguridad

Asaltaron y balearon a un feriante ghanés

El comerciante fue abordado por tres motochorros. Se encuentra internado en el Centro de Salud.
Ampliar (1 fotos)

Atacaron a un vendedor de joyas cuando regresaba a su casa.

En un nuevo hecho de inseguridad ocurrido en la ciudad de San Miguel de Tucumán, un comerciante fue baleado por tres delincuentes que le robaron dinero y mercadería.

Sucedió en la noche del sábado, Brenya Sampson, de 52 años, llegaba a su domicilio de Moreno al 700 después de haber comercializado bijouterí, anteojos y otros accesorios en el interior de la provincia. Cuando descargaba la mercadería de la Renault Kangoo fue sorprendido por los asaltantes que se movilizaban en dos motocicletas.

Según los dichos de los testigos que reproduce el diario La Gaceta, los motochorros le exigieron primero que les entregara el dinero (denunciaron que habrían sido unos $ 20.000) y la mercadería que fue valuada entre $ 50.000 y $ 60.000. También dijeron que antes de escaparse, y pese a que no se resistió, le hicieron varios disparos. Uno de ellos impactó en su espalda. Lo trasladaron al Centro de Salud donde quedó internado. Los delincuentes escaparon hacia el sur.

“Una cosa es que te roben, pero otra es cómo te tiran a matar. El hombre les dio todo, pero lo mismo le dispararon. Nos dimos cuenta de lo que había sucedido por los disparos. Fueron varios. Salimos a la calle y vimos a todos sus amigos gritando desesperados. Es una lástima que le haya sucedido algo así”, dijo Lorenza Giménez, vecina de la víctima.

La mujer explicó que no puede determinar hace cuánto tiempo que se instalaron en esa casa, pero sí los calificó como excelentes vecinos y gente muy trabajadora. “No hablan mucho porque tienen problemas con el idioma. Sin embargo, en el barrio sabemos que huyeron de sus países por las interminables guerras civiles y porque pasaban hambre. La mayoría de ellos se terminó escapando y buscando oportunidades en otros países. Me pregunto si hizo bien en elegir a Tucumán, ya que vino a trabajar y casi lo matan en un asalto. Quizás en su patria estaba más seguro”, declaró una vecina al diario La Gaceta.

 


Recomienda esta nota: