17/07/2019

Tucumán

La Policía tucumana estrena chalecos antibalas de última generación

La nueva protección tiene incorporadas placas de keblac que proporcionan un blindaje especial en caso de tiros.
Ampliar (1 fotos)

La policía local ya cuenta con nuevos chalecos antibalas.

Se trata de los primeros 2.000 chalecos RB3 (nivel de Resistencia Balística) que ya se encuentran en la armería de la fuerza provincial, de un total de 4.000 que fueron adquiridos a Israel.

“Los agentes de Patrulla Urbana y de otras unidades ya están usando los nuevos chalecos que llegaron recientemente a la provincia. Es la primera vez que la Policía de Tucumán cuenta con chalecos RB3, lo que representa el mayor nivel de blindaje que adquiere la provincia para protección de sus empleados policiales y posiciona a la fuerza a la vanguardia de las mejores equipadas del país y Latinoamérica. Por lo general los chalecos provistos en otras gestiones no superaban el nivel RB2 de blindaje. Los nuevos tienen incorporadas placas de keblac que proporcionan el blindaje”, señaló el subsecretario del Ministerio de Seguridad de la Provincia, José Ardiles.

“Desde el lunes, la totalidad del personal que cubre servicio en esta dependencia policial ya cuenta con los nuevos chalecos que fueron adquiridos por el PE provincial para la seguridad personal de cada uno de los integrantes de la fuerza”, confirmó el comisario José Labrín, director de Guardia Urbana, al referirse a los 700 efectivos que ya recorren las calles del microcentro y distintos puntos de la Capital con el nuevo equipamiento de última generación.

“Conforme a lo que anunció el ministro de Seguridad, Claudio Maley, ya llegó la primera tanda de chalecos que fueron provistos para nuestra dependencia y sus respectivas áreas. Gracias al aporte del PE se está avanzando mucho en la seguridad personal de nuestros policías”, celebró Labrín.

“Es un avance para toda la fuerza policial, más teniendo en cuenta que existe una sociedad un tanto intolerante y violenta en cuanto al delito, con uso de armas de fuego. Por eso, estos nuevos chalecos les dará una mayor tranquilidad a los policías que trabajan en la calle”, resaltó Ardiles, quien a su vez comentó que aún se espera la llegada a la provincia de 4.000 pistolas jericho, armas largas, fusiles y subfusiles de asalto, entre otros equipamientos armamentísticos de última generación.



Recomienda esta nota: