19/07/2019

Tucumán

En Tucumán sólo una persona gestionó el beneficio de la "Ley Brisa"

La norma otorga a los hijos de víctimas de femicidio una reparación económica mensual equivalente a una jubilación mínima.
Ampliar (1 fotos)

La Ley Brisa ya está vigente.

A fines del 2018, el Gobierno nacional reglamentó la denominada “Ley Brisa” que otorga a los hijos de víctimas de femicidio una reparación económica mensual equivalente a una jubilación mínima. Al respecto, la secretaria de Estado de la Mujer de Tucumán, María del Carmen Carrillo, contó que en la provincia sólo una persona gestionó el beneficio.

El decreto 871/2028, firmado por el presidente Mauricio Macri y publicado en el Boletín Oficial, puso en vigencia la Ley 27.452 de Régimen de Reparación Económica, que fue aprobada por el Congreso el 4 de julio del año pasado.

"En el último Consejo Nacional de las Mujeres al que asistí, informaron la estadística de las provincias que iniciaron los tramites. Saber que Tucumán tiene un solo trámite presentado nos lleva a que reforcemos y vayamos a cada uno de los lugares para informar y acompañar a presentar los papeles para que se inicien los tramites de este beneficio”, afirmó Carrillo.

La reparación está dirigida a niñas, niños, adolescentes y jóvenes hasta los 21 años o personas con discapacidad sin límite de edad. En febrero de este año, el Instituto Nacional de las Mujeres (INAM) confirmó que ya se encuentran habilitados los turnos en la Anses para comenzar el trámite que es totalmente gratuito.

Los turnos pueden sacarse mediante la web de la Anses (donde, además, se detalla la documentación necesaria y los pasos a seguir) o llamando por teléfono al 130. La gestión la pueden hacer los jóvenes a partir de los 18 años, mientras que quienes sean menores deberán solicitarla través de sus representantes legales.

“Hay que presentar por cada beneficiario menor de 21 años la fotocopia del DNI, certificado de defunción que establezca el vínculo, ya sea de la mamá que es un femicidio o del papá que son menos los casos dentro de una violencia intrafamiliar”, explicó la funcionaria.

Y agregó: “Lo más complicado es el proceso de la Justicia, donde esté el autoprocesamiento del juicio o la sentencia que tiene que tener una constancia y después, en caso de un menor, hay que presentar el certificado de un tutor”. En ese sentido, Carillo aseguró que se está tramitando con el INAM si se puede realizar algo de manera administrativa para que ese papeleo no lleve tanto tiempo.



Recomienda esta nota: