20/07/2019

Tucumán

Tucumán se prepara para debatir un nuevo aumento en el precio de los colectivos

El incremento dependerá de un reporte que debe enviar un despacho de la Municipalidad de San Miguel de Tucumán al Concejo Deliberante.
Ampliar (1 fotos)

En Tucumán podría aumentar nuevamente el precio del boleto.

Los usuarios del transporte público en Tucumán podrían sufrir en los próximos días un nuevo aumento en el precio del boleto, incremento que dependerá de un reporte que debe enviar un despacho de la Municipalidad de San Miguel de Tucumán al Concejo Deliberante.

La comisión de Transporte aguarda por la llegada del informe solicitado por el presidente del grupo, el alperovichista Dante Loza, para conocer la recomendación de la Subsecretaría de Tránsito y Transporte, comandada por el ingeniero Juan Giovaniello, sobre el estudio de costos por el que la Asociación de Empresarios del Transporte Automotor de Tucumán (Aetat) solicita un boleto a $ 37,85. La respuesta llegaría la semana que viene al Concejo. Por lo bajo, en la intendencia aseguran que el techo para el incremento será $ 25. Si finalmente se otorga una suba, será el segundo incremento en el año: en marzo pasó de $ 15,50 a $ 19,30. El debate se produce en medio de medidas de fuerza convocadas por el gremio de los choferes para exigir el pago de salarios y firmar la paritaria: en lo que va de julio hubo ocho días de huelga.

Junto a la discusión por la tarifa hay otros proyectos de ordenanza: uno del intendente Germán Alfaro (Partido para la Justicia Social-Cambiemos) para declarar al transporte como servicio esencial, que agrava las multas para las empresas en caso de incumplimientos; uno del presidente del Concejo, Armando Cortalezzi para garantizar la frecuencia de los domingos durante los días de huelga; uno del radical Agustín Romano Norri para que la Municipalidad estudie la viabilidad de estatizar las líneas; y otro paquete de propuestas de Sandra Manzone (Coalición Cívica-ARI) para reordenar el transporte. La semana pasada, el presidente del cuerpo había sugerido que la semana entrante podría haber una sesión para debatir la agenda de transporte. Si la presión aumenta, se aprobaría un nuevo aumento.

El pedido de incremento de la tarifa se produce en simultáneo a medidas de fuerza convocadas por la Unión Tranviarios Automotor (UTA), que representa a los trabajadores del transporte.

La semana laboral pasada finalizó con un paro de 48 horas el jueves y viernes para reclamar que las empresas de transporte urbanas del interior firmen la paritaria acordada por el gremio con las firmas porteñas y bonaerenses: un 20% de incremento hasta agosto y un bono de $ 16.000 en tres cuotas (una de $ 8.000 y dos de $ 4.000). César González, secretario general de la filial tucumana de UTA, expresó que el servicio se normalizará el fin de semana y que aguardarán una convocatoria para destrabar el conflicto la semana que viene en la sede de la Secretaría de Trabajo de la Nación, en Buenos Aires. Por reclamos salariales, hubo paro en el transporte durante 14 días de este año.

El conflicto por el acuerdo en paritarias se mantiene en 15 provincias: ya hubo acuerdo en la Ciudad de Buenos Aires y en las provincias de Buenos Aires, Salta, Mendoza, San Juan, Neuquén, Misiones, Corrientes y Santa Fe.

En algunos distritos, como en Formosa, los reclamos salariales derivaron en la Justicia. Allí, los trabajadores completaron ayer el tercer día consecutivo de huelga por el paco del medio aguinaldo. La Justicia sancionó al gremio con $ 4.252 por hora de retardo en la entrega de la lista de choferes que cumplan con el servicio de emergencia. (La Gaceta)



Recomienda esta nota: