10/09/2019

Argentina

Panaderos de todo el país temen que se agrave la situación del sector

Los presidentes de los centros de panaderos de toda la Argentina se reunieron en Tucumán, con participación del gobernador Juan Manzur.
Ampliar (1 fotos)

Los referentes panaderos se reunieron en Tucumán con Juan Manzur.

Panaderos de todo el país realizaron en Tucumán el encuentro trimestral de la Federación Argentina de la Industria del Pan y Afines (Faipa) para analizar la situación del sector, que anticipó que enfrentan un panorama poco esperanzador para los próximos meses. De la reunión participó el gobernador Juan Manzur y otros representantes del Gobierno provincial.

Los presidentes de los centros de panaderos de todo el país analizaron la situación actual del sector, las perspectivas a corto plazo y posibles maniobras para minimizar el impacto de la crisis, que a nivel nacional, causó el cierre de aproximadamente 1300 panaderías en los últimos tres años y medio.

Miguel Ángel Di Betta, presidente de la Faipa, señaló se han perdido muchos puestos de trabajo a raíz de la crisis y que la actividad panadera se ve afectada por la dolarización de la materia prima y por la caída del consumo. "Estos tres años y medio hemos sufrido una barbaridad", lamentó. "Ahora se está viendo el hambre, la pobreza que hay", advirtió. Asimismo, consideró que se debe blanquear la situación, ya que el costo de los servicios y la carga impositiva resultan insostenibles.

Por su parte, Pablo Albertus, presidente del Centro de Industriales Panaderos de Tucumán, expuso: "La dolarización de los insumos lamentablemente complica al sector y las tarifas son impagables. El Gobernador ha tenido el gesto de recibirnos e interiorizarse de nuestra situación. En ese sentido, vamos a estar apoyando al Gobierno de la Provincia en lo que sea necesario para que el pan no falte en la mesa de los tucumanos". El referente del sector también tildó de "catastróficas" las ventas y calculó que en el último año se cerraron unas 56 panaderías a nivel local.

Albertus también apuntos contra la dolarización de los insumos y el tema tarifario. "Son impagables", consideró el empresario que remarcó que apoyarán al Gobierno provincial "en lo que sea necesario para que el pan no falte en la mesa de los tucumanos". El emprensario también se refirió al proyecto de emergencia económica que contempla la creación de un registro de panaderos de toda la Argentina para que "trabajemos todos en la misma línea para que el golpe a la industria no sea tan fuerte".

Manzur, por su parte, evaluó que la situación de los panaderos es preocupante porque aumentaron sus costos y no pueden trasladar esos incrementos a los precios a raíz de las bajas en las ventas. "La caída en el consumo del pan tiene que ver con la política económica nacional errada, que hay que modificar, porque no se puede seguir con tasas de interés de más del 80%; están fundiendo a las pymes y quebrando al sector productivo", analizó el mandatario.

Tras la reunión, el dirigente justicialista Gerónimo Vargas Aignasse, se refirió al malestar del sector y observó que "el consumo de pan per cápita por año en el país bajó de 92 a 73 kilos y esto género la pérdida de 100mil empleos puestos de trabajo en el sector”. "Francamente es alarmante para todos", manifestó. Sin embargo, destacó que la intención es "empezar a buscar soluciones que tienen que ser generosas e incluir a todos en una mesa". En ese sentido, recordó que el miércoles la Unión Industrial de Tucumán (UIT) llamó a un encuentro que contará con la participación de dirigentes sindicales de todo el país con el objetivo de estudiar salidas a la situación económica.



Recomienda esta nota: