10/09/2019

Tucumán

La Legislatura insta a declarar la Emergencia Alimentaria nacional

Jaldo adelantó que en la próxima sesión se solicitará a los diputados y senadores que se impulse el tratamiento de la medida.
Ampliar (1 fotos)

Piden que se avance con la ley de Emergencia Alimentaria.

El vicegobernador Osvaldo Jaldo anunció que en la próxima sesión de la Legislatura de Tucumán se sancionará una ley instando a los diputados y senadores tucumanos a impulsar el tratamiento y sanción de la Ley de Emergencia Alimentaria que propone la oposición a nivel nacional. El gobernador Juan Manzur sostuvo que se trata de “un pedido de la sociedad”, mientras que diputados nacionales peronistas se reunieron con el ministro de Desarrollo Social, Gabriel Yedlin, para analizar la iniciativa. Días atrás, el titular de la cartera social se reunió con el arzobispo Carlos Sánchez, quien enfatizó que la Iglesia “ha solicitado la emergencia alimentaria y nutricional”.

“Vamos a sacar una norma donde vamos a pedir a todos los diputados nacionales y senadores del país y muy particularmente a los senadores y diputados de la Provincia de Tucumán que vayan al recinto, que se sienten en el Congreso de la Nación, que pidan el quórum y busquen la mayoría para que se pueda de una vez por todas sancionar esta ley que tanto están esperando los argentinos y por supuesto también los tucumanos, como es el hecho de sancionar un ley de emergencia alimentaria, que a cada uno de los argentinos les llegue un plato de comida, que cada uno de los argentinos cuente con las necesidades básicas mínimas que debe tener un ser humano para vivir bien”, enfatizó Jaldo en rueda de prensa esta mañana. La sesión está prevista para el próximo jueves por la mañana.

El presidente de la Legislatura anunció que “la ley va a tratar que el Estado nacional, provincial y municipal pueda tener acceso directo a los elementos que hoy la gente está pidiendo” en un contexto donde “la gente está exigiendo, la gente está necesitando alimento, abrigo, elementos para poder mandar a los chicos a la escuela. No se puede hablar de otra cosa si no se habla de alimentar al pueblo y solucionar las necesidades básicas insatisfechas de los argentinos y los tucumanos”.

En igual sentido se expidió el gobernador Juan Manzur, quien analizó el reclamo de distintos sectores al Gobierno nacional de declarar la Emergencia Alimentaria: “es un pedido que vienen haciendo sectores muy importantes: la Iglesia Católica y los trabajadores. Este no es un pedido de un partido político, es de la sociedad. Esperemos que esto se lleve al Parlamento. Se busca proteger algo básico como es la alimentación de los sectores más vulnerables”, remarcó.

“Los representantes del pueblo de Tucumán, los señores legisladores a través del vicegobernador, Osvaldo Jaldo, han tomado posición para cuidar a la gente más pobre y vulnerable. Esta normativa se va a presentar en el Parlamento nacional. Esto será bueno para un sector que lo necesita”, subrayó.

La Emergencia Alimentaria. La última vez que se aplicó la Emergencia Alimentaria en la Argentina fue a raíz de la crisis del 2001 y estuvo vigente hasta el 31 de diciembre de 2002. Es un reclamo de la oposición desde 2017 y el tema volvió a la agenda nacional tras el encuentro de la Liga de Ministros de Desarrollo Social donde los titulares de las carteras sociales de más de diez provincias justicialistas expresaron su preocupación y solicitaron al Gobierno Nacional que tome medidas urgentes ante la situación actual.

La Ley de Emergencia Alimentaria propone la creación del Programa Nacional de Seguridad Alimentaria y Nutricional como instrumento para garantizar la alimentación de la población más vulnerable, aquellos que tienen menos de 16 años. Se requiere el incremento de las partidas presupuestarias para merenderos y comedores comunitarios y que ello se complemente con la distribución de 10 mil millones de pesos para fortalecer la asistencia en todo el territorio nacional.

Desde el gobierno nacional se resisten a avanzar con el proyecto opositor y sostienen que "sus alcances ya están contemplados dentro de la Ley de Emergencia Social que el Congreso aprobó en diciembre de 2016", según apuntó Perfil. Los informes del INDEC arrojan que la pobreza afecta al 46,8% de los menores de 14 años, mientras que el 14,5% de los chicos argentinos pasaron hambre en el último año. El pasado 26 de agosto la Universidad Católica Argentina presentó un informe donde detalla que cuatro de cada diez niños, niñas y adolescentes de la provincia de Buenos Aires se alimentan en comedores comunitarios, la mayoría en escuelas.

En Tucumán, un informe del INDEC presentado en marzo de este año arrojó que el índice de pobreza creció 8 puntos en el Gran San Miguel de Tucumán - Tafí Viejo en el último semestre de 2018, pasando el mismo del 24% al 32%. El informe índice que en ese período cerca de 70 mil tucumanos pasaron "a ser pobres", según explicó en su momento Julio Saguir, secretario de Gestión Pública y Planeamiento de Tucumán. Los últimos años, la provincia mantuvo las escuelas y principalmente sus comedores abiertos durante los recesos de invierno y verano para no cesar la asistencia social y alimenticia que allí se brinda a los niños, niñas y jóvenes.



Recomienda esta nota: