(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});
18/09/2019

Tucumán

San Martín iguala ante Chacarita en su visita a Buenos Aires

El Santo se trajo un 2 a 2 como visitante y se mantiene expectante en su zona de la Primera Nacional.

San Martín igualó ante Chacarita en Buenos Aires por 2 a 2: a los 14 minutos González marcó el tanto de apertura luego de un comienzo frenético de ida y vuelta donde el Santo tuvo la más clara del encuentro. A los 30' Gonzalo Rodríguez puso justicia en el marcador. A los 11 del complemento Lucas Cano puso el 2 a 1. Las cifrras definitivas las estableció Ramiro Costa desde el punto penal.

A los 3 minutos San Martín tuvo la más clara de la noche: Pons le ganó la posición a la zaga central de Chacarita, cabeceó el centro de Lucas Diarte y Trípodi, en una de las grandes atajadas del campeonato le sacó la apertura del marcador a Lucho, quien se agarró la cabeza sin poder creerlo. Desde ese momento, creció el tándem Diarte-Brandán y el Santo hizo pie en el campo de juego.

A los 8, el partido se puso frenético, de ida y vuelta, sin pausas en el mediocampo y Álvarez, de Chacarita, tomó la pelota y en una jugada memorable empezó a pasar a los defensores del Santo como poste, pero se quedó sin aire para el remate de zurda que controló en dos tiempos Ignacio Arce.

A los 14 minutos Juan Cruz González tuvo revancha con toda la suerte del mundo: el capitán de Chaca probó desde afuera y contó con la complicidad del desvío en los pies de Mercier, colándose por arriba de Arce para el 1 a 0 del Funebrero.

A los 30 llegó la justicia en el marcador: Pons volvió a ganar en el área visitante, cabeceó al segundo palo y Gonzalo Rodríguez de palomita y perfectamente habilitado estableció el 1 a 1. Turbo es uno de los más desequilibrantes y había tenido una situación clarísima de gol unos minutos antes.

El segundo tiempo mostró otra versión del encuentro: San Martín salió dormido y el Funebrero llegó a ponerse en ventaja nuevamente. A través de Brandán el Santo va en busca del empate. Castro había estrellado un remate en el palo.

Cuando nada hacía pensar en el empate de San Martín, entró el Burrito Rivero, se llevó puesto a Claudio Mosca y Ramiro Costa se hizo cargo de una pelota caliente: remató con toda la clase y estableció el 2 a 2 final. La última fue para el Santo a través de Nicolás Castro, pero Trípodi volvió a negarle la alegría y se convirtió en la gran figura de la noche. (El Tucumano)



Recomienda esta nota: