(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});
07/11/2019

Tucumán

El Hospital Avellaneda invita a las consultas gratuitas por labio leporino

Los niños que presenten esta malformación debe ser operados entre los tres y seis meses de edad del labio, y al año del paladar. Un equipo multidisciplinario brinda atención personalizada a los pacientes.

El Hospital Avellaneda , ubicado en Catamarca al 2000 cuenta con el equipo de Fisura Labio Alveolo Palatina (FLAP), conformado por profesionales que pertenecen a distintas áreas de la salud (cirugía, odontología, psicología y fonoaudiología). El turno para realizar consultas, debe ser emitido en admisión de guardia pediátrica a las 8 horas para ser atendido el mismo día.

En Tucumán cada año se realizan entre 20 y 25 mil nacimientos, de los cuales entre 120 y 150 niños presentan malformaciones de diversos tipos. De ellos, se calcula que 60 recién nacidos tienen patología de fisura de labio alvéolo palatino. Según anunciaron desde el FLAP los horarios de atención son los lunes y miércoles en el consultorio interdisciplinario y el turno se saca en admisión de guardia pediátrica a las 8 horas. Además se puede acceder por derivación, o bien con turnos programados llamando a Salud Escucha.

El equipo está conformado por la odontóloga, Agustina Zubiaurre, la fonoaudióloga Tamara Fleitas y la psicóloga Romina Torres Dimani.  Al respecto, Cristian Eduardo Robles, cirujano plástico, estético y reparador del hospital Nicolás Avellaneda explicó que en la provincia es el único equipo multidisciplinario que realiza la atención en forma conjunta, es decir, en el mismo momento y consultorio.“Muchos pacientes tienen complicada la accesibilidad a la capital de Tucumán, porque viven en alta montaña o en el interior. Entonces tratamos de facilitarles una atención multidisciplinaria en el mismo momento”, explicó.

La enfermedad debe ser operada entre los tres y seis meses de edad del labio y al año del paladar. Luego, existen otros tipos de cirugías cuando los niños van creciendo, pero lo importante es tomarlo a tiempo para evitar que la fisura, la parte ósea del paladar, siga creciendo y se siga ampliando la brecha. “Cuando operamos del paladar al año estamos pretendiendo que los pacientes cuando empiezan a emitir sus primeros sonidos ya tengan el paladar cerrado, para que de esta forma puedan hablar sin ningún tipo de errores o de fuga de aire nasal”, detalló. (El Tucumano)


Recomienda esta nota: