(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});
21/11/2019

Tucumán

El puma encontrado en Tafí Viejo encuentra hogar en la Reserva de Horco Molle

Los especialistas determinaron que se encuentra en buen estado, pero que sus reacciones corresponden a un felino criado en cautiverio con pocas probabilidades de volver a su hábitat natural.

Luego de ser rescatado en la madrugada del martes de una vivienda de Tafí Viejo y ser trasladado a la Reserva de Horco Molle, desde la Facultad de Ciencias Naturales de la Universidad Nacional de Tucumán (UNT) informaron que el puma podría quedarse en las instalaciones pedemontanas.

Según el decano de la facultad y el Instituto Miguel Lillo, Hugo Fernández, en caso de ser necesario, el animal podrá quedarse en la Reserva dado que se destinó una nueva partida presupuestaria para que reciba la alimentación y los cuidados necesarios. Esto se definirá tras ser evaluado, aunque los primeros exámenes indican que se trataría de un macho adulto y criado en cautiverio.

“El puma no muestra temor a los humanos y no realiza manifestaciones agresivas. Sus reacciones se corresponden con las de un animal proveniente del cautiverio”, explicó Juan Pablo Juliá, director de la Reserva Horco Molle, quien agregó que los animales que han pasado por un cautiverio prolongado son difíciles de reinsertar en su medio. Esta posibildiad depende siempre de la especie considerada y del tiempo transcurrido en cautiverio. Por regla general, los animales criados por humanos pierden sus habilidades para cazar o huir de sus depredadores.

La noticia fue dada a conocer ayer miércoles tras una conferencia de prensa en la Hostería Atahualpa Yupanqui, de la que participaron el intendente Javier Noguera, profesionales del la Reserva y  Liliana Fortini, flamante directora de Flora y Fauna de la provincia. 

“El fenómeno de animales silvestres en manos de particulares es frecuente en todo el NOA. Esta práctica no sólo pone en peligro a especies de nuestra fauna ya que el 80% de los animales traficados muere en el proceso de captura, acopio, traslado y venta, sino que también representa un peligro para los humanos, sea por los riesgos sanitarios, como por los daños que estos pueden causar”, sostuvo Juliá.

“Toda la información del estado sanitario del animal está en proceso. Cabe destacar también la participación del municipio y la provincia, que es fundamental como apoyo en esta tarea, que es trabajar con la fauna silvestre”, subrayó el decano de la facultad.

Para denunciar la presencia o venta de animales en cautiverio, el vecino debe dirigirse a la policía, la cual interviene inmediatamente a través de la sección Delitos Rurales; o la dirección provincial de Flora y Fauna a su número de contacto 0381 – 4218150. (El Tucumano)


Recomienda esta nota: