(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});
02/12/2019

Tucumán

El 911 incorporó un área para prevenir la violencia de género, el abuso infantil y suicidios

En promedio, se reciben 3.500 llamadas diarias pero hay casos que requieren de mayor atención. Por ello, a través de un trabajo conjunto con los ministerios de Desarrollo Social y Salud, el Ministerio de Seguridad se implementó una nueva Área de Coordinación en el 911.

El Centro de Atención de Emergencias 911 de la Policía de Tucumán es una de las vías más efectivas de comunicación con las que la ciudadanía cuenta para solicitar ayuda o informar sobre delitos en transcurso.

En promedio, se reciben 3.500 llamadas diarias pero hay casos que requieren de mayor atención. Por ello, a través de un trabajo conjunto con los ministerios de Desarrollo Social y Salud, el Ministerio de Seguridad se implementó una nueva Área de Coordinación en el 911.

“Actualmente se implementa una nueva Área de Coordinación para la identificación, derivación, acompañamiento y prevención de casos delicados, y prevenir nuevas situaciones en violencia de género, vulneración de derechos de niños, e intentos de suicidio”, explicó Emilia Tarifa, Subsecretaria de Control de Gestión del Ministerio de Seguridad.

“El objetivo principal de esta nueva área es trabajar en la prevención de estas situaciones, para evitar una próxima llamada. Así, el 911 es no solo un sistema de emergencia sino también un sistema integral de respuesta, en el sentido en el que ahora se analizan las llamadas: si son comportamientos reiterados como abuso o violencia, pueden convertirse en una en el futuro”, explicó Tarifa.

“Como primera medida se evaluó cuáles eran las áreas del gobierno con las que era necesario trabajar y se realizaron reuniones para explicar el objetivo planteado. Así, se diseñaron los procesos por los cuales se establecería el contacto entre el área de coordinación y las oficinas específicas”, explicó Emilia. “Una vez a la semana se identifican todos los casos y se envía una planilla con varios que requieren de especial atención”, agregó.

Así, los casos de violencia de género son derivados al Observatorio de la Mujer del Ministerio de Desarrollo Social y al Centro de Atención y Orientación en Violencia Familiar de la Policía. Paralelamente, los casos de vulneración de derechos de niños, niñas y adolescentes son derivados a la Línea 102, y los casos de suicidio o intento de suicidio a la Dirección General de Salud Mental y Adicciones del SIPROSA.

“Aún así, el trabajo del equipo no finaliza ahí, ya que realizan un seguimiento de los casos y se programan reuniones periódicas con las otras áreas para conocer la situación de las víctimas derivadas, intercambiar información necesaria sobre las mismas, evaluar si hay inconvenientes o modificaciones”, explicó la licenciada en Economía.

 

Capacitación permanente

Tarifa destacó que uno de los aspectos de la fuerza, a cargo del Jefe de Policía Manuel Bernachi, es la constante capacitación. Con respecto a la iniciativa del 911, los efectivos que atienden día a día las más de 3.500 llamadas se capacitan constantemente tanto de manera interna como externa. “Para enfrentar llamadas sobre violencia, suicidio o abuso infantil, se han diagramado protocolos específicos de atención, y los miembros del equipo asisten a charlas y talleres dictados por las áreas con las que ahora trabajamos interministerialmente”, explicó.

“El Área de Coordinación está en etapa de prueba para evaluar los cambios y modificaciones necesarios para que funcione de la mejor manera posible, y ya tenemos previstas nuevas etapas del proyecto con la renovación y la creación de algunas áreas”, señaló la Subsecretaria de Control de Gestión, quien detalló que el equipo está integrado por estudiantes de Trabajo Social y un psicólogo.

 

Llamadas sin denuncias

Desde que en 2018 el 911 se enmarcó en las Normas de Calidad ISO 9001-2015 se volvió un requisito permanente el monitoreo del funcionamiento del mismo. En ese contexto, un informe realizado desde la Subsecretaría con la Dirección de Estadística en base a datos de julio, agosto y septiembre, midió la satisfacción del usuario, la asignación del recurso policial y analizó si la persona va a la comisaría a hacer la denuncia tras llamar.

En el primero de los indicadores el 94% de las personas consultadas se mostraron satisfechas con el servicio. Con respecto a la demora en el despacho de móvil, reveló que el tiempo medio es de cuatro minutos, mientras que el dato de las denuncias realizadas mostró que el 61% de las personas no concluye el trámite con la denuncia formal en la dependencia policial correspondiente.

“A través de estos datos y de ese total de llamadas sin denuncia, diagramamos una georreferenciación de ese 61% que no realiza la denuncia”, explicó Emilia Tarifa. “Ese dato se lo cruza con el mapa del delito y se puede tener una aproximación sobre los lugares en los que es más recurrente esto, entre otros. Así, a las denuncias efectivas les sumamos esta información de personas que sufrieron algún tipo de delito pero no hicieron la denuncia y podemos tener números más exactos”, detalló.

La Dirección General de Prevención Ciudadana 911 de la Policía, a cargo del Comisario Silvio Luna, se divide en cuatro áreas: la Dirección de Patrulleros y Motoristas, la Dirección de Guardia Urbana, la Dirección de Seguridad Vial y la Dirección de Visualización y Monitoreo. Dentro de esta última funciona el Centro de Atención de Emergencias 911, que es donde se recepcionan las llamadas en situaciones muchas veces dramáticas y de vida o muerte.



Recomienda esta nota: