(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});
07/12/2019

Tucumán

Atlético cerró el año a las piñas y con empate ante Newell's en el Monumental

Toledo marcó los dos tantos del Decano que igualó ante los rosarinos y sobre el final vivió un hecho bochornoso cuando Cabral y Salinas se agarraron a los golpes, viendo ambos la tarjeta roja.

Atlético buscó este sábado cerrar un torneo que empezó con altibajos, pero que en las últimas fechas encontró su mejor versión, la clásica de los equipos del Ruso Zielinski que esta noche cumplió 100 partidos con el Decano. Al final del primer tiempo, igualaba 1 a 1 con Newell's. Pero en el complemento salió decidido a buscar la victoria y a los 4' llegó el segundo tanto de Javier Toledo, la figura de la noche. El Decano se durmió nuevamente atrás y llegó el 2 a 2 a través de Luis Leal.

Todo empezó con una jugada increíble: solo con el arco vacío, Albertengo se había errado la apertura del marcador con su remate en el palo; la respuesta fue mortal: una jugada memorable de Melano fue a los pies de Toledo para el 1 a 0. 

El partido se activó con los goles: Melano es lo más peligroso del Decano y Leal está intratable. La potencia del delantero Decano quedó a las claras bien cerquita para toda la Laprida cuando dejó a sus rivales en el camino, tocó para atrás y Javier Toledo definió con toda la clase del mundo con un zurdazo seco y contundente al primer palo del arquero.

La ventaja no le sirvió a Atlético para acomodarse en el partido y Newell's, siempre a través de Leal, fue al frente: el delantero sufrió un grosero penal de Bruno Bianchi, y Maxi Rodríguez cambió por gol, al palo derecho de Lucchetti, quien se quedó parado, esperando el remate al medio de la Fiera.

El empate era justo, pero en el segundo tiempo se vio la mejor cara del Decano que aguantó el 2 a 1 hasta que llegó una desatención defensiva y Leal puso el 2 a 2. Atlético  acusó el impacto y Newell's merodea el arco del Laucha sobre el final. Sobre el final del juego, llegó el papelón: Salinas y Cabral protagonizaron un intercambio de golpes pocas veces visto. Así se terminó el año para el Decano, con un 2020 expectante. (El Tucumano)


Recomienda esta nota: