(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});
15/01/2020

Tucumán

rescate

Una pareja de tucanes adultos ya están reintegrados a su hábitat en el monte de Tucumán

Habían sido rescatados del tráfico ilegal de fauna silvestre y fueron recuperados en un trabajo conjunto entre la Universidad de Tucumán, la San Pablo T y la secretaría de Flora y Fauna.
Una pareja de tucanes adultos ya están reintegrados a su hábitat en el monte de Tucumán | El Diario 24 Ampliar (1 fotos)

Una pareja de tucanes adultos ya están reintegrados a su hábitat en el monte de Tucumán

Producto del trabajo que hacen en conjunto desde la Reserva San Pablo de la Universidad San Pablo, la Reserva Experimental Horco Molle de la Universidad de Tucumán y la Dirección de Flora y Fauna de nuestra provincia, una pareja de tucanes ya están de nuevo en su habitat natural.

Es la triste realidad que viven muchos animales en la Argentina y el resto del mundo. Víctimas del tráfico ilegal, la caza, el comercio como mascotas y el cautiverio, sobreviven como pueden y, en contadas ocasiones, reciben la ayuda de particulares y organismos privados y estatales que luchan por su bienestar.

Desde mediados del año pasado, las tres entidades mencionadas pusieron en marcha el proyecto de Reforzamiento de poblaciones de Tucán Grande y, en ese contexto, recibieron a una pareja de tucanes adultos provenientes del tráfico ilegal de animales silvestres. "Por su estado, pudimos comprobar que habían sufrido situaciones de estrés y convivido con otras aves domésticas (como patos y gallinas) pero también silvestres (loros o catas) de las que desconocemos su estado de salud y posibles enfermedades. Por ello, transitaron una etapa de cuarentena para determinar su estado, sexo y de comportamiento. También se realizan adaptaciones a dietas teniendo en cuenta sus requerimientos nutricionales", explica Pablo Adrián Quiroga, biólogo de la Reserva San Pablo.



La cuarentena, de un mes de duración, se realizó en la Reserva experimental Horco Molle. Los animales fueron marcados con anillos y se les hizo un examen clínico. La pareja de tucanes se mostró desde un principio con un comportamiento "salvaje", algo que los cuidadores consideran como positivo ya que esta situación permite seguir avanzando en el proceso de rehabilitación para su liberación. "Pero no es extraño recibir casos donde las conductas nos llevan a entender que se trata de ejemplares improntados, es decir con mucha afinidad por el contacto con las personas. Esto claramente los ubica en una situación desfavorable para su posterior liberación y se considera la posibilidad de ingresarlos como ejemplares para la reproducción de pichones en cautiverio".

El Tucán grande es el de mayor tamaño de todas las especies de tucanes. Tiene un pico de unos 20 cm, de color anaranjado con negro en la base y en la punta de la parte superior. Su plumaje es negro, salvo en la garganta, y rabadilla que es de color blanco y la zona caudal que es de color rojo. Alrededor de los ojos posee color anaranjado del mismo color del pico y un anillo ocular turquesa, el iris es de color negro. Su pico de gran tamaño, no solo le sirve para la búsqueda de alimento, sino que se encarga de regular la temperatura del cuerpo. El pico absorbe calor, mientras el cuerpo queda a temperatura ambiente. Son monógamos, esto significa que forman parejas permanentes, nidifican en huecos de árboles, utilizando oquedades naturales o nidos de pájaros carpinteros abandonados. Colocan de 2 a 4 huevos, que eclosionan después de 20 días de incubación.



Luego de cumplir con la cuarentena indicada y ya con el apto médico del veterinario, la pareja de tucanes fue liberada en la Reserva San Pablo de la Universidad San Pablo De Tucumán, ubicada en el extremo sur de las Sierras de San Javier. En la Reserva se busca resguardar, para las actuales y futuras generaciones, el patrimonio biológico, paisajístico, cultural y arquitectónico de la sierra. La reserva es un aula a cielo abierto destinada a la educación ambiental e investigación, pero también genera oportunidades de turismo y recreación, con uno de los paisajes más representativos de las yungas de Tucumán.



"Se colocó en los ejemplares liberados anillos identificación (provistos por el Centro Argentino de Anillado de Aves), que permiten a los especialistas registrar su presencia mediante el uso de prismáticos. Esperamos en un futuro contar con micro transmisores satelitales que están en etapa de desarrollo en el Centro de Tecnologías Disruptivas de la Universidad San Pablo Tucumán", aclara el experto.

Eso no es todo. Parte del monitoreo de la evolución de las poblaciones de tucanes y de la pareja liberada puede realizarse con el apoyo de los ciudadanos, a través de campañas educativas y de avistaje.

Fuente: Nota de Jimena Barrionuevo para La Nación


Recomienda esta nota: