16/01/2020

Tucumán

agrotóxicos

En Santiago del Estero secuestran fumigadora de sojeros de Tucumán por contaminar

“No existía la receta agronómica de la aplicación y los operarios no registraban su carnet, entre algunas de las irregularidades detectadas" informaron las autoridades de Agricultura.
En Santiago del Estero secuestran fumigadora de sojeros de Tucumán por contaminar | El Diario 24 Ampliar (2 fotos)

En Santiago del Estero secuestran fumigadora de sojeros de Tucumán por contaminar

Corresponsalía de Santiago del Estero. La dirección de Agricultura y Ganadería de Santiago del Estero como organismo de aplicación de la ley provincial de agroquímicos, trabajó en Casilla del Medio, departamento Jiménez atendiendo denuncias de vecinos por aplicaciones de productos agroquímicos que no se enmarcan dentro de la ley y perjudican a la salud pública.

En este sentido, el director de Agricultura, Wilson Michelini y el equipo técnico del área de Sanidad Vegetal del departamento agroquímico llegaron a Casilla del Medio, constataron lo denunciado y secuestraron una pulverizadora terrestre marca “Metalfort”, oriunda de Tucumán.

El director explicó los motivos de la infracción determinando que la pulverizadora no tenía la habilitación y registro correspondiente, “no existía la receta agronómica de la aplicación y los operarios no registraban su carnet de operarios ni curso aprobatorio, entre algunas de las irregularidades detectadas. Por tal motivo y con presencia policial se colocaron las fajas de clausura a la máquina y el labrado de actas a la empresa para seguir con los mecanismos legales y administrativos correspondientes”, especificó el funcionario y agregó que esas acciones “se enmarcan en las políticas del ministerio de Producción, para cuidar la salud pública y el medio ambiente”.

Las inspecciones santiagueñas, amenazan con convertirse en un problema interprovincial que podría escalar en lo inmediato, ya que son tucumanas gran parte de las empresas que trabajan en campos de Jiménez.. Se ha detectado que infringen la ley y literalmente, envenenan a los campesinos y a sus propios trabajadores, con productos que no están permitidos.


Recomienda esta nota: