29/05/2020

Tucumán

conflicto

¿Nuevo paro de colectivos? La amenaza de los empresarios que promete profundizar la crisis del transporte

A pesar de que el paro de 17 días culminó ayer jueves, el conflicto promete continuar desde la próxima semana.



Luego de que Tucumán pasara 17 días sin colectivos, a un día de restablecerse el servicio, los empresarios del sector nucleados en la Asociación de Empresarios de Transporte Automotor Tucumán (Aetat) pidió más subsidios a la Provincia, hasta que la pandemia del coronavirus finalice.


A través de una carta dirigida al Director de Transporte de Tucumán, Hernán Aldonate, las empresas de transporte tucumanas solicitaron "que se otorguen a las empresas prestadoras del servicio de Transporte Público de Pasajeros de la Provincia de Tucumán un SUBSIDIO de dinero en efectivo durante el tiempo que dure la pandemia (covid-19 coronavirus) y sus consecuencias económicas a los efectos de que se garantice la regular prestación del servicio".


Los empresarios recuerdan que "el transporte público de pasajeros ya se encontraba atravesando una fuerte crisis económica que luego fue profundizada por la pandemia y sus efectos, agravada por la sanción de la ley número 9248 que provocó un estado de necesidad, que justifica el otorgamiento de los subsidios que se peticionan, como la única medida conducente para asegurar la continuidad en la prestación de los servicios públicos".


Desde AETAT recordaron que "se ha declarado al transporte público de pasajeros como un servicio esencial" en el marco de la emergencia sanitaria y que se prorrogó la emergencia del servicio provincial de transporte público por "una crisis económica" hasta el 31 de diciembre de 2020.


Los empresarios contemplan que las empresas "dentro de una crisis económica son golpeadas nuevamente por esta pandemia que reviste los caracteres de imprevisibilidad e inestabilidad y que afrontaron "una merma aproximada del 85% en la recaudación correspondiente a la venta de boletos".


Además, denuncian que desde la Legislatura de Tucumán se "hirió de muerte a las empresas con la sanción de una ley a nuestro entender de carácter confiscatorio que se aparta de principios constitucionales, lesionando los derechos de las empresas y desvirtuando el destino otorgado a los subsidios”.


"El subsidio que se peticiona es precisamente el otorgamiento de una suma de dinero mensual que permita cubrir la totalidad de los costos de explotación de las empresas durante el tiempo que dure la pandemia y sus consecuencias económicas".


Para finalizar, amenzararon con que "las empresas iniciarán ante el Ministerio de Trabajo de la Nación los respectivos procesos preventivos de crisis a los efectos de suspender a los empleados dependientes necesarios a tenor del artículo 223 bis de la ley de contrato de trabajo".


Por su parte, la ministra de Gobierno y Justicia, Carolina Vargas Aignasse, consultada sobre las perspectivas en el futuro inmediato de la situación, explicó que los empresarios nucleados en la Asociación de Empresarios de Transporte Automotor de Tucumán (AETAT) “afrontan el día 5 del próximo mes un nuevo vencimiento salarial. Estamos esperando una definición sobre la situación nacional del subsidio para ver si se reacondicionan los montos en el país, pero siempre dejando en claro que hablamos de empresas privadas que tienen obligaciones salariales y con otros proveedores que son propios de su ámbito”. “El gobierno nacional y provincial vienen cumpliendo acabadamente en cuanto a sus obligaciones sobre los subsidios establecidos”, concluyó.



Recomienda esta nota: