09/06/2020

Tucumán

pandemia

"Nos angustiamos": el relato de dos tucumanos que volvieron infectados con coronavirus del exterior

Los jóvenes, ya recuperados, donaron plasma para paciente críticos con COVID-19.



Dos jóvenes se acercaron hoy al Banco de Plasma en Tucumán, para ser pioneros en la donación por aféresis para pacientes críticos de coronavirus. Sus testimonios en primera persona.


“Hace dos semanas me contaron que existía la donación de plasma en la provincia, no lo pensé muy mucho y decidí hacerlo. Creo que es una forma de agradecer como me trataron este último tiempo en el Sistema Provincial de Salud y realmente es una colaboración que no me costó nada”, comienza contando Félix de la Peña, un paciente recuperado de COVID-19 en la provincia.


Su historia empezó hace unos meses atrás cuando regresó al país luego de un viaje con amigos por Estados Unidos. Al llegar a Tucumán, recibieron el test para conocer si tenían el virus.


Pensábamos que no lo íbamos a tener, que eso era lejano a nosotros. Pero una mañana, nos llamaron para decirnos que de los cuatro, dos éramos positivos. En ese momento nos angustiamos; el doctor nos tranquilizó un poco porque estábamos asintomáticos y no presentábamos problemas respiratorios. A partir de ahí todo fue por vía telefónica. Desde el Siprosa nos llamaban cada dos días; siempre hablábamos con el doctor Ayala a las mañanas, estaba muy atento a nosotros, a si teníamos síntomas, preguntas, cómo nos sentíamos. Y otra cosa que me sorprendió mucho es que nos llamaron también psicólogos del sistema para contenernos”, relata el joven.


Y prosigue: “Tras un mes de aislamiento y luego de hacer un tercer hisopado para mis dos amigos que dieron negativo y a nosotros dos que éramos positivo, a las 24 horas nos llamaron para avisarnos que estábamos dados de alta. Ahí volví a mi casa con mi familia".


"Cuando me dieron el alta fue una gran alegría y tranquilidad; primero que nada por no haber contagiado a mis otros dos amigos, después por ver a mi familia luego de tanto tiempo, fueron seis meses aproximadamente sin verlos”, señala.


Por su parte, Juan Manuel Haro Sly, el otro paciente recuperado de coronavirus y donante voluntario de plasma, recuerda que su tratamiento comenzó allá por la segunda semana de marzo cuando volvió también de un viaje por norteamérica. Le tomaron la temperatura al llegar y presentaba 37°C.


“A los dos o tres días, desde el Siprosa nos hicieron el test y también un seguimiento a cada caso. La verdad que desde el Sistema Provincial de Salud la atención conmigo fue excelente. Cuando me dijeron que dio positivo fue algo inesperado, realicé la cuarentena con mi mamá en casa, estuve más de un mes allí. Pero por suerte, fue algo tranquilo. Tuve sólo un dolor de cabeza y fiebre normal. El contacto con los médicos era vía telefónica o por Whatsapp”, detalla Juan Manuel.


Para el alta, sostiene que le hicieron en total cuatro hisopados, de los cuales dos deben dar negativo. Finalmente, por mail le enviaron un certificado con el alta médica y toda su historia clínica.


“Para la donación de hoy estuve acompañado por una psicóloga que es excelente, después me hicieron el procedimiento y no tuve inconvenientes. Es un sólo pinchazo y sin problemas. Está bueno recomendar a la gente que si pueden lo hagan, es súper sencillo y sólo tarda 40 minutos, y lo más importante podemos ayudar a otros pacientes con coronavirus que estén en un estado más crítico”, comenta.




Recomienda esta nota: