11/07/2020

Tucumán

CREER O REVENTAR

"Extraños ruidos y sombras", las señales de actividad paranormal en la Casa Histórica

En uno de sus espacios se concentraría la “actividad paranormal”, según dijo la directora del Museo.

Según la directora del Museo Casa Histórica de la Independencia en Tucumán, María Cecilia Guerra Orozco, en el lugar del escenario de la proclamación de la Independencia en 1816, se registra actividad paranormal, que incluye "ruidos, pasos, alguna que otra sombra, alguna puerta que se abre sola, alguna ventana que se abre sola".

Guerra Orozco contó a Cadena 3 que el histórico lugar está impregnado de “una energía particular” que no pasa desapercibida para los visitantes ni para el personal que trabaja allí.

"Nunca es indiferente pasar por la puerta del Salón de la Jura porque la energía de ese espacio es distinta, es emocionante", dijo Guerra Orozco en declaraciones a esa emisora.

Aseguró además que "todas las personas que trabajamos aquí, cuando pasamos por el salón, nunca quedamos del mismo modo, o te emocionás o dan escalofríos".

En tren de detallar las expresiones de actividad paranormal que se registra en el histórico inmueble, afirmó que se escuchan "ruidos, pasos", sin explicación racional posible.


Cosas que se mueven…

La directora del Museo Casa Histórica enumeró además que en la Casa Histórica en ocasiones se observa "alguna que otra sombra, alguna puerta que se abre sola, alguna ventana que se abre sola".

"Se siente como una mística muy particular que no tienen otros espacios", aseguró Guerra Orozco.

La casa original fue construida durante la década de 1760 por el comerciante Diego Bazán y Figueroa, para ser otorgada como dote al matrimonio de su hija Francisca Bazán con el español Miguel Laguna, y como el matrimonio tuvo gran descendencia, en algún momento llegaron a vivir en la casa más de quince personas.

En la época de la Revolución de Mayo, la casa pertenecía a los descendientes de Francisca Bazán y no existe registro de la fecha en que la casa fue alquilada por el gobierno revolucionario para usarla como cuartel para oficiales y tropa en los meses que siguieron a la Batalla de Tucumán.

La única parte del edificio que fue salvada de la demolición fue el Salón de la Jura de la Independencia, justamente donde se concentraría la "actividad paranormal" señalada por la directora del Museo.

La Casa Histórica de Tucumán es una copia de la original - Clarín


Recomienda esta nota: