04/09/2020

Tucumán

pandemia

Permitirán que los pacientes terminales con coronavirus reciban la visita de un familiar

El Ministerio de Salud elaboró un programa para que las personas en grave estado puedan despedirse de sus seres queridos.
Permitirán que los pacientes terminales con coronavirus reciban la visita de un familiar | El Diario 24 Ampliar (1 fotos)

Imagen ilustrativa.-



La titular de la cartera sanitaria, doctora Rossana Chahla, brindó detalles acerca del nuevo programa que ha diseñado el Ministerio de Salud Pública de Tucumán con el objetivo de posibilitar el acompañamiento familiar al paciente COVID-19 en etapa terminal, respetando un protocolo que garantice la seguridad del personal de salud, de los pacientes y su entorno.


La presentación que encabezó la ministra se realizó además con la presencia del secretario Ejecutivo Médico del Siprosa, doctor Luis Medina Ruiz; la subsecretaria del Ministerio, doctora Lucía Cebe; el titular de la Dirección de Salud Mental y Adicciones, doctor Walter Sigler; el referente del programa de Dolor y Cuidados Paliativos, doctor Maximiliano Müller; la licenciada en Enfermería Alejandra Acosta y el padre Enzo Romero de la Pastoral de Salud.


En la oportunidad la ministra hizo hincapié en que la estrategia de acompañamiento se implementa desde hace años con pacientes que no padecen coronavirus, pero que atraviesan cuadros de gravedad con riesgo inminente de fallecimiento, tanto para minimizar el dolor y el sufrimiento en esa etapa, como para dar respuestas desde lo espiritual y lo psicológico.


“Estamos convencidos de que la mejor manera de atravesar esos momentos difíciles es rodearnos de amor y de afecto, pero el covid había puesto en vilo todo esto que hacíamos normalmente y que es nuestro modelo de acompañamiento, debido a la contagiosidad y la virulencia que vimos impactó en otros países del mundo y por lo cual se dieron las recomendaciones que había que cumplir a rajatabla”, sostuvo Chahla, en tanto comentó que una vez que pasó el tiempo y se formó una experiencia a nivel global, se vio que las restricciones no deben ser tan taxativas y pueden tener algo de flexibilidad.


En el estudio de esa labor y con el objetivo de ayudar y acompañar a las familias en esta situación, es que se decidió implementar el programa Acompañar, para que algún afecto de la persona que está muy grave pueda llegar a contenerla y despedirse de ella. “Esto surgió como la respuesta a una necesidad y tiene que ver con dar la posibilidad del acompañamiento en cumplimiento de todas las recomendaciones. Para eso vamos a capacitar al familiar que no tiene que tener factores de riesgo porque no vamos a exponer a otra persona”, dijo la funcionaria.


Siguiendo esta línea detalló además que solo se habilitará en casos de estado delicado y grave del paciente o cuando fallezca, que hasta la actualidad no se había permitido. “Se emplearán equipos de bioseguridad y se trabajará con profesionales que se especializan en todo lo que es la contención, por eso contaremos con el asesoramiento de la licenciada Alejandra Acosta, quién es especialista en duelo para acompañar a estas personas y que puedan enfrentarse de la mejor manera a esa situación”, refirió Chahla respecto a la puesta en marcha del programa elaborado exclusivamente en Tucumán y que desde mañana se aplicará en los hospitales Centro de Salud y Eva Perón, para luego hacerlo extensivo a la parte privada.


El titular de la Dirección de Salud Mental de la Provincia, doctor Walter Sigler, definió a este como un programa importante e innovador que busca dar respuestas, no solo en lo que respecta a los cuidados críticos intensivos, sino también en los cuidados afectivos que requieren las personas.


“Esto sirve para dar continuidad a todo un trabajo que se viene implementando desde Salud, pero hoy más que nunca frente a la pandemia en la cual el temor, el miedo y la incertidumbre se materializan en la pérdida de la salud personal y del ser querido. Los familiares de pacientes en cuidados críticos suelen consultar mucho sobre las posibilidades que tiene la persona de sobrevivir, cuáles son los riesgos, cuánto tiempo va a tener de vida, son algunos de los interrogantes que nos plantean y para ellos no hay respuestas matemáticas, todos estamos afectados, no solo las familias, también los equipos de salud, que conviven cotidianamente con el dolor físico y del alma”, comentó.


Sigler recalcó que todo se realizará bajo los protocolos contemplados en el plan de contingencia y que están claramente delineados para todos los niveles, no únicamente de salud. “Se empieza a trabajar en contención en toda la provincia desde el momento en que la persona recibe la noticia de que es covid positivo por resultado de PCR, con nuestros psicólogos a través de telemedicina y por supuesto también con la familia, todo este tipo de acción coordinada desde el momento en que el paciente es ingresado por el jefe de terapia intensiva”.


Desde el área de Salud Mental se ofrecen consultas a través de consultorio virtual, para lo cual deben solicitar un turno a la línea Salud Escucha 0800 4444 999. Además de lunes a viernes de 8:00 de la mañana hasta las 18:00 horas, se brinda atención también en los hospitales Obarrio, del Carmen y en una unidad en el Área Operativa de Concepción.


Por su parte el Padre Enzo Romero de la Pastoral de Salud sostuvo que considera muy importante trabajar de una manera articulada y multidisciplinar con el Ministerio. «Si bien desde la Arquidiócesis como iglesia nosotros venimos haciendo un trabajo de campo por medio de las comunidades parroquiales y las instituciones como los centros de escucha y de acompañamiento, cuando fuimos invitados por Salud inmediatamente aceptamos porque esto nos permite trabajar de una manera más amplia y mancomunada en lo que hace al acompañamiento de la persona».


“Tenemos ya una veintena de sacerdotes y otro número de religiosos y de laicos que se han ofrecido también para esta labor. Son tiempos para trabajar la esperanza, vivimos un clima de incertidumbre y temor a veces promovido más por el descuido que tenemos como sociedad, pero no hay que dejar de trabajar el sentido de valoración de la vida y el cuidado y la responsabilidad que tenemos de cuidados los unos a los otros. Eso nos permite aceptar la realidad del hermano, saberlo comprender y no castigarlo porque tenga COVID”, finalizó el párroco.




Recomienda esta nota: