05/09/2020

Tucumán

REPUDIABLE

A 4 meses de un crudo tiroteo, un niño del B° San Cayetano anda con muletas y no saben si volverá a caminar

Como si fuera poco, la persona acusada en dispararle recuperará la libertad esta noche, de acuerdo a lo contado por la familia del pequeño Gerónimo Sosa.

En abril de este año, un tiroteo en el barrio San Cayetano terminó con un niño herido que no pudo escapar de las balas. Se trata del pequeño Gerónimo Sosa, de 8 años, quien jugaba en la vereda de calle Ricardo Rojas al 100 cuando fue alcanzado por un proyectil en la ingle y otro en la cadera, que le provocaron graves lesiones.

En abril de este año, un tiroteo en el barrio San Cayetano terminó con un niño herido que no pudo escapar de las balas. Se trata del pequeño Gerónimo Sosa, de 8 años, quien jugaba en la vereda de calle Ricardo Rojas al 100 cuando fue alcanzado por un proyectil en la ingle y otro en la cadera, que le provocaron graves lesiones.

A 4 meses de este hecho que preocupó a toda una familia, Gerónimo anda con muletas y no se sabe si volverá a caminar bien. 

Así lo relató a través de su cuenta en Twitter la periodista tucumana Mariana Romero, quien detalló que según la madre del pequeño, esta noche, el hombre que le disparó recuperará la libertad.


¿Qué fue lo que pasó con este niño? 

El hecho ocurrió una noche de abril, eran cerca de las 20 cuando un grupo de cuatro personas, encabezadas por un hombre de apellido Rodríguez se enfrentó a un jóven de apellido Sánchez por una vieja enemistad que mantienen. Cuando comenzaron los tiros, el menor no alcanzó a refugiarse y cayó herido.

De acuerdo a lo recabado por el sitio Los Primeros TV, los familiares de Gerónimo lo trasladaron al Hospital de Niños, a donde llegó en estado de semiconsciencia y fue ingresado a quirófano para una intervención quirúrgica.

“Todos los días hay tiroteo, todos los días. Era sabido que esto iba a terminar así. La comisaría Cuarta no hace nada por parar esto. Nosotros estamos acá y todavía no llegó la Policía a ver qué fue lo que pasó”, señaló la abuela del menor en aquella oportunidad.

Gerónimo fue el único herido en aquel confuso episodio que hoy lo dejó en muletas. 
Es el mayor de tres hermanos y entre todos le dan una mano en lo que necesita, sin saber si volverá a recuperarse para caminar.



Recomienda esta nota: