06/09/2020

Tucumán

pandemia

A pesar de las muertes y contagios, en Tucumán continúan las reuniones sociales y familiares

Agentes de la fuerza suspendieron dos fiestas este fin de semana.



La Policía intervino en una fiesta que se realizaba en calle Colón al 2600 de Yerba Buena. Un llamado a la Comisaría de la ciudad alertó lo que sucedía en ese domicilio. Cuando el personal policial llegó al lugar confirmó que se trataba de una fiesta familiar donde había 15 personas.


Llegamos al lugar y nos atendió la dueña de casa quien confirmó que estaban festejando el cumpleaños de 15 de su hija. Las personas que se encontraban en el hogar eran familiares y vivían cerca. Colaboraron y se retiraron a sus domicilios”, explicó el comisario Carlos Ruiz, jefe de la Comisaría de Yerba Buena.


En el marco de los controles preventivos para controlar la propagación del virus Covid-19, la policía trabaja en colaboración con los municipios para evitar que se realicen reuniones sociales. Todos los eventos están prohibidos por decisión del COE para controlar la curva de contagios del coronavirus.


En San Miguel de Tucumán

En la Capital tucumana, personal de la Comisaría Séptima desalojó una fiesta en calle Viamonte al 400. El operativo estuvo supervisado por el Coordinador General de Acciones Preventivas del COE, Elio Cuozzo.


A raíz de varios llamados que recibió Cuozzo, que le avisaban que había una fiesta, acudió con los efectivos policiales al lugar. Al llegar, se escuchaba la música fuerte en un galpón con un portón negro, donde fueron atendidos por el dueño quien le explicó que estaban realizando una fiesta familiar.


El personal le informó que estaban prohibidas las reuniones sociales y que debían retirarse. La Fiscalía de Emergencia Sanitaria decidió que las personas no sean aprehendidas y que se retiren en sus autos.


El Comité Operativo Emergencia dispuso, por resolución, que las reuniones familiares y sociales queden prohibidas para aplanar la curva de contagios por coronavirus.




Recomienda esta nota: