06/01/2021

Tucumán

acusación

"Nunca se me permitió trabajar": denuncian por violencia de género a un Delegado Comunal de Tucumán

La sudelegada de Villa Quinteros, acusó a Gustavo Marcial de no permitirle realizar su trabajo.



Villa Quinteros, comuna del sur de Tucumán, se encuentra envuelta en un escándalo luego de que la subdelegada, Valeria Barrionuevo, denunciara al actual delegado Gustavo Marcial por violencia de Género.


La mujer, acusó a través de Los Primeros, que en 2019 ambos se presentaron juntos en las elecciones de 2019, pero que tras asumir en el cargo, una serie de hechos hizo que la relación se rompiera.


"Nuestro lema era de renovación para el pueblo pero la cosa cambió en diciembre, poco tiempo después de las elecciones", dijo Valeria, que luego relató lo que sufre hasta el día de hoy.


"Pasé de ser la persona que lo iba a ayudar a sacar el pueblo adelante, a estar sentada en una banca sin permitirme hacer más nada. Nunca se me permitió trabajar", señaló.


Según el medio FM Mía, Barrionuevo nunca tuvo una oficina y cuando ella comenzó a hacer público su situación, “le quitaron el banco donde se sentaba a atender a la gente y la dejaron parada un mes. Valeria llegaba llorando a su casa a tomar pastillas para bajar su angustia. Sufrió cantidades amenazas”, relató el medio en Twitter.


“Además de hacerle la vida imposible, ella siguió trabajando y ayudando a gente con el sueldo mínimo que cobraba. Hasta sufría calumnias y difamación en las redes sociales por parte de la gente del actual delegado”, agregaron en su relato.


Valeria sostiene que nunca tuvo acceso a nada. Sólo firmaba una planilla y se sentaba sin hacer nada.




Recomienda esta nota: