02/06/2021

Tucumán

Programa

Tafí Viejo lanza el primer programa municipal de Salud Menstrual en Tucumán

La iniciativa es coordinada junto a organizaciones políticas y sociales. El objetivo es acompañar y brindar contención a las mujeres y personas menstruantes, disminuyendo la carga económica y social que implica el ciclo natural.

El Programa municipal de Salud Menstrual será lanzado mañana a las 11, a través de una transmisión por la Fanpage de la Municipalidad de Tafí Viejo. Se trata de la primera iniciativa municipal que nació a partir de la articulación con las organizaciones que abordan la temática a nivel provincial y municipal; y tomando como antecedentes los proyectos ya trabajados en diferentes puntos del país. Una propuesta que vislumbra las múltiples aristas implicadas en la menstruación.


"Las expectativas del programa son varias, la primera tiene que ver con la visbilización de esta cuestión, la menstruación, que es algo natural de las mujeres y personas que menstruan que mucha veces por tabú o el lugar que ocupan en la sociedad hay un desconocimiento sobre eso. Por otro lado, tambien poder generar una circulación de información importante ya que existen numerosos métodos para gestionar la menstruación, que muchas veces son desconocidos", comentó Sofía Solórzano, directora de Niñez y Adolescencia.

El programa surge a partir de identificar la necesidad existente entre las mujeres y personas en edad menstrual de acceder a los productos que les permiten gestionar su menstruación, y el rol del Estado en el diseño de políticas públicas que atiendan esa necesidad, asumiendo que es una cuestión de salud pública.

Mediante un análisis se pudo vislumbrar todo un entramado existente alrededor de las implicancias de la menstruación a nivel local, las cuales impactan directamente en la vida de las mujeres y personas menstruantes. A partir de esto se elaboró, tomando como antecedentes los proyectos ya trabajados en otros municipios, una propuesta que tiene como ejes transversales: los aspectos económicos referidos puntualmente a los sectores más vulnerables donde gran parte no puede acceder a los productos como toallitas o tampones; y ambientales que tienen que ver con que la mayoría de los productos son descartables y no biodebradables.

"Dar a conocer distintos elementos alternativos permite generar un impacto directo en la vida diaria de las mujeres y personas que menstruan. En cuanto a los económico es lo que más impacta, sobre todo en quienes forman parte de los sectores populares, que según las estadisticas aportan un 10% de sus ingresos mensuales para gestionar el período menstrual, porque utilizan productos descartables, que deben ser cambiados varias veces al día" finalizó la funcionaria.

El programa será coordinado a travès de la Secretaría de Promociòn Social y Desarrollo Inclusivo. A partir del abordaje de la tematica y contemplaron cuatro líneas de acción sobre las que se trabajará en profundidad a los fines de encarar un abordaje integral:

Socioeconómico: apunta a un abordaje territorial de la temática, brindando información a las mujeres de los distintos barrios de la ciudad. Además busca la formación de agentes comunitarixsformadxs en salud menstrual. Contempla además la entrega de kit.

Economía Social: apunta a promover que las y los productores de la economía popular sobre todo del sector textil, elaboren productos que sean reutilizables y rentables para ellos.

Promoción y difusión: un aspecto fundamental es el acceso a la información de la comunidad, por un lado para poder sacar a la menstruación del lugar que socialmente se le asigna, y por el otro, para que las mujeres y personas que menstrúan tengan conocimiento de las distintas formas existentes de gestionar su menstruación, y de esa manera elegir la que más conveniente y adecuada les parezca.

Articulación con el sector privado: teniendo en cuenta que el acceso a los productos de gestión menstrual termina siendo un factor de desigualdad para los sectores más vulnerables, es que se apunta a realizar iniciativas conjuntas para reducir el impacto económico en las mujeres y personas que menstrúan en nuestra ciudad entre el sector privado y el Estado.



Recomienda esta nota: