03/06/2021

Tucumán

Tucumán

Educación ambiental: Yungas de Pie promueve la primera red de ecopuntos de Yerba Buena

La Asociación busca generar conciencia ambiental en la ciudad pedemontana. Para ello, creó un ecopunto central donde se separan residuos reciclables que son enviados al Centro de Interpretación Ambiental y Tecnológico de Tafí Viejo.

La Asociación Civil Yungas de Pie es una organización no gubernamental de Yerba Buena que en los últimos dos años logró avanzar con la creación de la primera red de ecopuntos en la ciudad pedemontana con un nodo central de acopio y despacho de residuos urbanos reciclables, ubicado en la esquina de Imbaud y Fleming, para su posterior procesamiento en el Centro de Interpretación Ambiental y Tecnológico de Tafí Viejo donde los materiales son reutilizados.


María Laura Paz Posse, coordinadora del programa “Ecosolidario: reciclar es cuidar” y presidenta de Yungas de Pie, contó que la iniciativa es un modelo de recuperación de residuos urbanos para dotarlos de valor y reinsertarlos en la economía con un triple beneficio: el cuidado ambiental, la ayuda alimentaria en solidaridad con sectores necesitados y el impulso de creación de fuentes de trabajo.

El Ecopunto funciona desde mediados del 2019 como parte de un acuerdo entre la asociación civil y la planta de reciclaje que pertenece a la Municipalidad de Tafí Viejo que procesa los materiales recuperados, los reinserta en la cadena productiva y compensa al programa con bonos alimentarios que son compartidos con organizaciones sociales y merenderos comunitarios ubicados en San José y en La Rinconada; a la vez que se da empleo a una cooperativa de mujeres trabajadores y se adquieren herramientas de trabajo.

Con los fondos recibidos por la iniciativa, la ong hace sustentable financieramente sus programas e incorpora tecnología. El Ecopunto sumó recientemente una motocicleta de carga propulsada por energìa eléctrica con el que el personal realiza la recolección de desechos secos por distintos puntos de la ciudad. A esta unidad, en poco tiempo se sumará un segundo motocarro para que preste idéntica función son emitir gases contaminentes.

“Hemos construido un programa que tiene que ver con la participación comunitaria. Si bien los residuos son responsabilidad de los municipios, aportamos a la construcción de ciudadanía con este modelo donde es el vecino quien trae los materiales para que sean separados y reutilizados” y comentó que al inicio el centro recibía una tonelada por semana y en la actualidad se procesan cuatro toneladas de material cada siete días. “Estamos abiertos de lunes a lunes. Aquí trabajan tres personas de forma permanente y 15 mujeres de una cooperativa que se desempeña con el ordenamiento y la limpieza del lugar. Además, voluntarios colaboran los fines de semana”, declaró.

A su vez, dijo: “lo que hizo el intendente Javier Noguera en Tafí Viejo es el modelo inspirador de este programa. De alguna manera, queremos replicar esta experiencia en distintas ciudades motorizadas por la iniciativa vecinal. Tenemos la colaboración del Municipio de Tafí Viejo que nos capacita, nos compensa económicamente, trae bolsones y nos envía los camiones compactadores para trasladar los residuos hacia su planta”.

Participación de la comunidad

Mariana Iriarte, vecina que vive en calle Pringles, contó: “Me parece una idea excelente porque hasta que descubrí este lugar no sabía cómo reciclar. Me organicé para hacer un pequeño aporte al medio ambiente. Algo que tanto se necesita”.

La mujer, que es licenciada en psicología, contó que esta actividad la realiza en familia, junto a sus dos hijos, con el fin de “crear conciencia ambiental en mi casa que es donde se debe comenzar. Creo que es necesario trabajar con la educación comunitaria porque veo mucha basura y plástico en las calles. Es necesario que se asuma un compromiso por cuidar el planeta”.

Colaboradores

Integran el programa vecinos, instituciones gubernamentales y no gubernamentales, y empresas privadas que disponen de manera diferenciada sus residuos y los donan. Para ello, además del nodo central, se dispusieron bolsones contenedores de residuos en barrios cerrados, establecimientos educativos y se ampliará a barrios abiertos de la ciudad para que los vecinos entreguen su basura con una diferenciación previa.

Con posterioridad, un motocarro eléctrico, especialmente adquirido por la ong con los fondos obtenidos a través de esta actividad, pasa a retirar los residuos para su posterior acopio en el nodo central, donde los materiales son organizados para su destino final en el CIAT.

Además, en el predio ubicado en la zona norte de Yerba Buena, están desarrollando un área destinada a vivero de árboles nativos y compostaje vecinal, a la vez que promocionan el uso sustentable del espacio urbano y las energías alternativas.

Ejes del modelo de gestión ciudadana de residuos

Organización: apuntan a que las distintas zonas de la ciudad aporten a ecopuntos y nodos barriales, referenciados con consorcios vecinales y con organizaciones sociales, que a su vez transfieran sus acopios al ecopunto puerto central.

Educación: el ecopunto funciona como un centro para el conocimiento teórico práctico sobre el reciclado y la operación de dotar valor a los residuos para la rueda productiva, sumando lazos con docentes de las escuelas y con los centros de estudiantes, talleres tecnológicos y campañas de concientización.

Empleo: otorgar valor a los reciclables con pequeños inventos o desarrollos artísticotecnológicos que representen trabajo y una fuente de ingresos para cooperativistas que se organicen en torno al programa.


Categorías de reciclables recibidos:

Papel y cartón Plásticos Pet: botellas de gaseosas.

Plásticos soplados: envases, bidones de 5 litros, botellas de lavandina blanca y amarilla, y bidones de jabón líquido.

Plásticos varios: film, vasos cerveceros, vasos de yogur, de crema, de dulce de leche, envases de comida descartable.

Telgopor

Latas ferrosas y no ferrosas

Envases larga vida: tetrapack

Cables y chatarra

Vidrios Aceite usado de cocina

Tecnología en desuso

Contactos

Quienes quieran participar de la iniciativa, pueden visitar la sede de la Asociación, en Imbaud y Fleming, o buscar contacto vía redes sociales en las cuentas de Yungas de Pie de Facebook e Instagram.



Recomienda esta nota: