05/10/2021

Tucumán

Le dieron un ladrillazo en el ojo a un policía tras atrapar a ladrón menor en Capital

El chico de 17 años había robado una moto con un cuchillo. Sus familiares y vecinos quisieron impedir que se lo lleven.

Un policía del Departamento Inteligencia Criminal D-2 fue brutalmente herido y golpeado durante un procedimiento en el que junto a otros efectivos logró atrapar a un menor que circulaba en una motocicleta que había robado minutos antes, junto a otros dos cómplices, amenazando a la víctima con un cuchillo tipo carnicero.


Todo comenzó en la intersección de calles Granaderos San Martín y Frías Silva, de la Capital, donde el menor de 17 años y dos cómplices sorprendieron a un hombre que circulaba en su motocicleta marca Motomel, a quien amenazaron con el arma blanca para quitarle su rodado y teléfono celular.

Minutos después, alrededor de las 13 de este lunes, efectivos del D-2, que recorrían la zona en el marco de la intensa búsqueda del condenado Roberto Rejas, vieron a los tres sospechosos circular a gran velocidad en una motocicleta. Uno de los acompañantes llevaba el cuchillo entre sus manos. Esto alertó a los investigadores, quienes iniciaron una persecución.

Captura y agresión

En calles Frías Silva y Pasaje Chubut, en el barrio 11 de Marzo, los jóvenes se vieron cercados y detuvieron la marcha del vehículo. Uno de ellos, el que tenía el cuchillo en sus manos, corrió hacia el interior de un domicilio, el otro se escapó hacia otra dirección y el tercero en la moto.

Los uniformados lograron atrapar al primero -el adolescente de 17 años-, en el fondo de una vivienda, donde le secuestraron el arma blanca y recuperaron el teléfono celular de la víctima.

En ese momento, vecinos y familiares del menor comenzaron a agredir al personal policial y ocasionaron daños al móvil de la fuerza. Como consecuencia, uno de los efectivos, sufrió lesiones en la mano y en el ojo izquierdo donde recibió un golpe con un pedazo de ladrillo. Además, tendría quebraduras en la mano, por lo que le realizarán los estudios médicos para verificar el tipo de lesiones que sufrió al ser víctima de patadas y golpes con piedras y palos.

Desde la Unidad Fiscal de Delitos Flagrantes de la III Nominación avalaron los secuestros y dispusieron que el menor quede privado de su libertad y sea alojado momentáneamente en el Centro de Admisión y Derivación (CAD).

La víctima, un hombre de 34 años, también recuperó su motocicleta, la cual fue hallada abandonada en las inmediaciones del lugar donde se produjo el robo. El procedimiento fue supervisado por el jefe del D-2, Comisario Inspector Gustavo Vizcarra.



Recomienda esta nota: