07/10/2021

Tucumán

Un policía bonaerense y cuatro hombres armados fueron aprehendidos en el macrocentro tucumano

Circulaban armados y un llamado de los vecinos alertó al Sistema 911.

El llamado de un ciudadano al 911 y una rápida reacción de la Policía permitió poner a disposición de la justicia a un policía bonaerense y cuatro hombres más que se encontraban armados y con una actitud muy sospechosa, previniendo así un posible raid delictivo.


“Todo comenzó cerca de las 17, cuando a través del Sistema de Emergencias 911 alertaron a efectivos que patrullaban el macrocentro de la capital sobre la llamada de un vecino, que afirmaba que había visto a cinco sujetos portando armas de fuego y con actitud muy sospechosa a bordo de un auto Fiat Cronos rojo en el cruce de avenida Alem y calle General Paz”, informó el Comisario Principal Miguel Carabajal, jefe de la División Robos y Hurtos.

Inmediatamente, y teniendo en cuenta que podría llegar a cometerse un robo al tratarse de una zona comercial, varios efectivos se trasladaron al lugar y agentes de la Dirección de Guardia Urbana interceptaron el vehículo en avenida Alem y pasaje Puerto Argentino.

Al tomar intervención los efectivos de la unidad especial descubrieron que cuatro de las personas que estaban en el vehículo eran de Buenos Aires y otra de Salta, y comenzaron a indagar sobre sus razones para estar en Tucumán. Uno de los sujetos se identificó como efectivo de la Policía Bonaerense y tenía en su poder un arma de fuego, pero no contaba con ningún tipo de orden judicial o policial, permiso, habilitación o justificación para portarla en la provincia.

Además, los sospechosos dieron versiones muy contradictorias sobre su estadía en la provincia, por lo que se los trasladó a la base de la dependencia para identificarlos”, agregó Carabajal.

Informes y aprehensión

A través del Sistema Federal de Comunicaciones Policiales se pidieron informes sobre los sospechosos, y aunque no contaban con pedidos de detención o captura, a través del Departamento de Inteligencia Criminal se descubrió que tenía antecedentes por encubrimiento y el salteño, por robo agravado por el uso de arma de fuego, e incluso había cumplido una condena de siete años en el Servicio Penitenciario de Olmos.

En cuanto al policía bonaerense, se confirmó que presta servicio en el partido de Lomas de Zamora. Se puso en conocimiento de todos estos detalles a la Unidad Fiscal de Delitos Flagrantes III°, y por disposición del fiscal Carlos Saltor se procedió a aprehender a estos cinco hombres, todos mayores de edad.

Además, se secuestraron el auto en el que circulaban, el arma marca prieto bereta calibre 9 mm, y los teléfonos celulares de todos. “Se abrió una investigación junto a la fiscalía para determinar qué hacían en la provincia estas personas y resultará fundamental el peritaje a sus teléfonos móviles”, cerró el comisario.



Recomienda esta nota: