16/10/2021

Tucumán

VIDEO Perpetua para Nadia Fucilieri por matar a sus hijos: así recibió la condena

Fue condenada por el delito de doble homicidio triplemente agravado por el vínculo, por alevosía y por la finalidad de causar sufrimiento a su ex pareja.

Finalizó el juicio oral y público contra Nadia Fucilieri, la mujer acusada de matar a sus hijos menores de edad en 2017, quien finalmente fue condenada por el delito de doble homicidio triplemente agravado por el vínculo, por alevosía y por la finalidad de causar sufrimiento a su ex pareja.


El Tribunal estuvo integrado por la Dra. María Fernanda Bahler (Presidenta) y los Dres. Fabián Adolfo Fradejas y Luis Fernando Morales Lezica, en tanto la secretaría se desarrolló a cargo de las Prosecretarias Verónica Perondi y Solana Alfaro.




Asimismo, se dispuso la prisión preventiva sobre la condenada por el término de seis meses o hasta tanto la sentencia quede firme, y se resolvió revocar la prisión domiciliaria oportunamente otorgada, ordenando su inmediato traslado a la Unidad Nro. 4 del Servicio Penitenciario de la Provincia de Tucumán, ubicado en La Banda del Rio Salí.

El caso

Los hechos se registraron entre la noche del 3 y la madrugada del 4 de octubre de 2017, en un domicilio de calle Santa Fe al 1.800. Según la teoría del caso, Fucilieri actuó en forma premeditada y con la finalidad de causar un sufrimiento extraordinario y tormentoso a su ex pareja y padre de sus hijos, Aldo Sergio Martínez.

Para el fiscal, la mujer accionó valiéndose de sus habilidades y conocimientos en anatomía humana debido a su formación como Técnico Superior en Obstetricia y Enfermería.

Al desarrollar los fundamentos de la acusación, López Ávila sostuvo: “Estos indicios permiten sostener a este Ministerio Fiscal que la imputada se habría colocado en sus manos unos guantes de látex para cometer entre atroz hecho utilizando un bisturí y luego de terminar con las vidas de sus pequeños hijos de dos y cuatro años de edad se dirigió hasta su domicilio donde ella misma se autolesionó con la misma arma empleada para ultimar a su prole”.



Recomienda esta nota: