25/11/2021

Tucumán

Pronóstico

La temperatura sigue subiendo en Tucumán

Podría haber algunos chaparrones que refresquen la mañana

Para el Servicio Meteorológico Nacional hay un 40 por ciento de posibilidades de que hoy a la mañana caigan chaparrones en San Miguel de Tucumán, en cambio par Meteored no caerá una gota. Como la verdad no es un promedio, uno de los dos acertará y el otro no. La temperatura mínima será de 20 grados centígrados, mientras la máxima llegará a 33 o 34, según cuál sea el pronosticador consultado. A la tarde y a la noche el cielo estará parcialmente nublado, para ya no lloverá. El viento correrá todo el día del sur, a una velocidad de entre 13 y 38 kilómetros por hora, con fuertes ráfagas.

Ayer. La estación meteorológica del aeropuerto Benjamín Matienzo informó que la temperatura máxima fue de 28 grados centígrados a las 8 de la noche y la mínima tocó los 19 grados a las 6 de la mañana. El viento sopló a una velocidad máxima de 18,5 kilómetros por hora a las 2 de la mañana.

Información de interés. El observatorio astronómico del Servicio de Hidrografía Naval de la Nación, informó que las primeras luces del día se verán a las 6 menos 7, el sol sale a las 6 y 19, se pone a las 8 menos 4 y las últimas luces de este 25 de noviembre, serán a las 8 y 22 de la tarde, luego de lo cual caerá la noche sobre los tucumanos y será la hora de encender la Radiosol. La luna se dejará ver desde las 12 y 32 de la medianoche y pondrá a las 11 y 14 del mediodía.

Ciencia. El primer satélite meteorológico europeo en órbita polar, comenzó su proceso de apagado definitivo el 15 de noviembre, luego de 15 años de enviar información vital para la meteorología. El Metop-A fue uno de los satélites que más información aportó en los últimos 15 años. Su tiempo de servicio superó el período esperado cuando se lo puso en órbita: brindó datos meteorológicos durante 3 veces el tiempo estimado.

Coda. No hay palabras agudas en el idioma quichua. Eso lo sabe cualquiera en Tucumán, provincia en que esta lengua dejó huellas en el habla popular. La palabra híbrida Burruyacu, que literalmente es “aguada del burro” o “donde el burro toma agua”, también es grave. Hasta hace unos años, los tucumanos la pronunciaban así Burruyacu. Pero de un tiempo a esta parte se impuso el “Burruyacú”, que ya no significa nada. Si bien el idioma es un organismo vivo que va transformándose, dejamos constancia aquí del cambio operado en el topónimo, por si alguien, alguna vez, quiere saber su origen.

Juan Manuel Aragón




Recomienda esta nota: