29/04/2022

Tucumán

REFORZAR CUIDADOS

Adultos mayores: piden reforzar los cuidados durante la época invernal

Remarcaron la importancia de contar con carnets de vacunación completos y entre las dosis priorizó las antigripales y contra Covid-19.

La médica clínica y geriatra del hospital Avellaneda, Nancy Blasco, se refirió a cuidados del adulto mayor durante la época de frío.

En este contexto la profesional enfatizó la importancia de que esta población cuente con carnets de vacunación completos y entre las dosis priorizó las antigripales y contra Covid-19. “Antineumocócica, contra el tétanos y la hepatitis B son también vacunas que se aplican en el grupo de adultos mayores y con las que las personas de este rango etario deben contar para estar protegidas y cubiertas”, manifestó.

Siguiendo esta línea Blasco puntualizó que es necesario estar atentos a la presencia de cualquier tipo de síntoma asociado a patologías respiratorias como catarro, tos, fiebre, desorientación o algún síndrome de tipo geriátrico: “Un paciente adulto mayor de más de 80 años que empieza con síntomas de inmovilidad, caídas o pérdida de la fuerza muscular, debe ser llevado a la consulta médica, sea con un profesional clínico, el especialista de cabecera o un geriatra, a que siempre será mejor un diagnóstico temprano de lo que fuera que le esté ocurriendo”.

La nutrición saludable, continuó la especialista, es también fundamental en esta etapa de la vida y si bien dependerá de muchas características propias de la actividad de cada paciente, básicamente y como regla general debe contemplar el cumplimiento de las cuatro comidas diarias, incluir colaciones y priorizar especialmente en almuerzo y cena verduras y frutas de estación, junto a proteínas animales –pollo, pescado o carne vacuna magra-.

La actividad física y la interacción social son también esenciales en la salud integral y puntualmente mental y emocional del adulto mayor, que tengan contacto con otras personas sin descuidar el uso del barbijo es muy importante, especialmente cuando se encontrarán en reuniones con muchas personas”, agregó Blasco, a la vez que hizo hincapié en la relevancia de la consulta médica oportuna y temprana ante cualquier cambio actitudinal o sintomático.

Finalmente la referente agregó que se recomienda acompañar al adulto mayor a una consulta con el otorrinolaringólogo al menos una vez al año: “Una persona que no escucha bien no se siente cómoda en reuniones sociales porque al no poder entender lo que se habla, no puede participar como quisiera. En esta línea el control oftalmológico también es prioritario para mantener una buena salud ocular”.




Recomienda esta nota: