29/07/2022

Tucumán

DÍA MUNDIAL

Un diagnóstico temprano de hepatitis puede prevenir cirrosis y cáncer de hígado

Las principales que son la A, B, C y eventualmente la E, y en el hospital Centro de Salud realizaran test toda la semana para detectar la patología.

El servicio de Gastroenterología y Hepatología del hospital Centro de Salud organizó esta mañana una jornada de concientización por el Día Mundial contra la Hepatitis. Los médicos referentes llamaron a la sociedad a realizarse un test que permite detectar a tiempo los casos; muchos con tratamiento y curación.

Cada 28 de julio se conmemora la fecha en honor al nacimiento del doctor Baruch Blumberg, laureado con el Premio Nobel. Este profesional fue quien descubrió el virus de la hepatitis B e inventó una prueba diagnóstica y la vacuna.

“El objetivo de este día es acercarnos más a la gente para que conozcan de qué se trata la hepatitis y sobre todo las principales que son la A, B, C y eventualmente la E. Tenemos que buscar a los pacientes que tienen hepatitis C, pero no lo saben, porque es una enfermedad prácticamente asintomática; a veces se expresa fuera del hígado. La importancia de esta búsqueda es que la hepatitis C se puede curar en un 99 por ciento de los casos. Depende de la droga que se utilice, el tratamiento dura entre 8 y 12 semanas”, destaca el jefe del servicio de Gastroenterología, Carlos Garrocho Machado.

En cuanto a la prevención, sostiene que en Argentina existe la vacuna de la hepatitis A y B. Asimismo, señala que es muy importante la segunda, porque es una patología fundamentalmente de transmisión sexual, aunque también puede contagiarse por otras vías como tatuajes, pircing, transfusiones de sangre, drogadicción endovenosa. De hecho, detalla el especialista, la hepatitis B es 100 veces más contagiosa que el SIDA.

“Desde el 2013, la OMS pregona en todo el mundo la vacunación contra la hepatitis B y felizmente, en este hospital la realizamos. Esta inmunización se coloca a los niños al momento de nacer, luego a los 30 días, y posteriormente la tercera dosis a los seis meses. La hepatitis A, se vacunan a partir del año. Lo importante es prevenir”, puntualiza.

Y añade: “El problema de la hepatitis B y C, y por eso insistimos, es que llevan a la cirrosis. Y si no se tratan, hacen complicaciones que pueden derivar en un cáncer de hígado. Entonces, hacemos seguimiento en pacientes cirróticos de cualquier etiología para detectar en forma temprana un cáncer de hígado y éste pueda tener opciones terapéuticas que pueden ir desde cirugías, trasplantes y ablación por radiofrecuencia. La importancia de llevar a cabo estas actividades es difundir a la población sobre cómo trabajamos y que todo es gratuito”.

El Centro de Salud trabaja con consultorios de hepatología, laboratorio, y Garrocho en su rol de referente del programa nacional de Hepatitis, HIV, TBC, explica que con el programa se entrega de forma gratuita a los pacientes, el tratamiento tanto para la hepatitis B como C.

En tanto, la gastroenteróloga y hepatóloga de staff del servicio y secretaria general del Comité de Docencia e Investigación del hospital, Claudia Gadea, subraya que estas actividades que llevan adelante sirven para informar a la comunidad sobre los riesgos, cuáles son las poblaciones que pueden haber estado expuestas al virus de la hepatitis.

“El test es voluntario y debe ser hecho en ayunas. Estaremos toda la semana practicándolo en el efector; es totalmente gratuito. Pensemos que este test hasta previene el cáncer, si te vacunas a tiempo contra la B, y si encontras la hepatitis C, prevenís la cirrosis y el hepatocarcinoma”, comenta la médica referente.

En números

“Estadísticamente, hemos visto un boom hasta hace cinco años, en poblaciones que habían estado expuestas a transfusiones de sangre no segura antes de la década del ́90, era una población mayor. Posteriormente con el control en los bancos de sangre de las transfusiones, HIV, virus B y C, esto fue en decrecimiento. Hay poblaciones que están más expuestas y que no son sólo por transfusiones, sino por tatuajes, piercing, contacto sexual sin protección”, expone.

Y concluye: “Aun así, sigue circulando el virus puesto que no fue erradicado de la comunidad, incluso en tratamientos odontológicos con elementos que no estén bien esterilizados. Fue disminuyendo la prevalencia, pero está presente. Entonces si tenes la duda, tenés que hacerte el test, aunque sea una vez en la vida. No hay que tener miedo, pensar que tiene tratamiento en todas las formas de hepatitis, hay que prevenir la cirrosis y el cáncer hepático”





Recomienda esta nota: