06/09/2022

Tucumán

APOYO

Jaldo: “Vamos a defender la actividad citrícola en Tucumán”

Tras una reunión con el Gobernador, el ministro de Desarrollo Productivo anunció que se dictará la emergencia del sector.

El gobernador, Osvaldo Jaldo, recibió esta mañana a los representantes de la Asociación Citrícola del Noroeste Argentino (Acnoa), encabezados por el presidente de esta entidad, Pablo Padilla, para dialogar sobre las dificultades del sector. Los productores estuvieron acompañados por el ministro de Desarrollo Productivo de la Provincia, Álvaro Simón Padrós.

Estuvieron presentes también los miembros de la comisión directiva de Acnoa: Juan Zamora, Verónica Calcerano y Roberto Sánchez Loria; representantes de la citrícola San Miguel, Martín Galiana; y de Citromax, Fernando Carreras.

En esa línea, remarcó los costos de embarcación por las grandes distancias, que “se tornaron muy significativos en ítems para la producción. Por lo que, esta industria corre en desventaja”. Además, añadió, la provincia se encuentra desfavorecida por el tipo de cambio del dólar.

En ese marco, Jaldo destacó que “el Gobierno atiende a la gente, escucha a los problemas y trabaja conjuntamente con el sector privado. Por eso, dictaremos un instrumento que permita hacer gestiones a nivel nacional. Nos hemos comprometido con el jefe de Gabinete, Juan Manzur, a hablar con los diferentes ministros nacionales y acompañar al sector limonero, que representan a 50.000 empleados en la provincia”

“Recibimos a Acnoa para contarle al Gobernador la situación actual que atraviesa el sector, que es muy dinámico y competitivo, pero que este año, como resultado de diferentes factores, está en una profunda crisis”, explicó Simón Padrós.

El ministro indicó que “la crisis impacta en los ingresos de divisas a la provincia, en la empleabilidad de muchas personas y de ahí la necesidad de trabajar juntos, sector público y privado, en tratar de resolver estos problemas”.

Simón Padrós, precisó que, primero, “se decretará la emergencia del sector citrícola, lo que permitirá hacer una presentación en el Comité de Emergencia de la Nación”. Una vez aprobada y decretada la emergencia nacional, “se van a definir ciertos beneficios fiscales y algún tipo de financiación a tasas aceptables”, precisó el titular de Desarrollo Productivo.

A la vez, el ministro recalcó se mantendrá el diálogo con los obreros del citrus. “Nos reuniremos con los trabajadores para darles la tranquilidad de que el Gobierno de la Provincia está trabajando junto con el sector privado para resolver los problemas del sector”.

Tras el encuentro, Pablo Padilla sostuvo que desde que inició la zafra vienen trabajando junto con el Gobierno de la Provincia. “El Gobernador siempre tiene las puertas abiertas y la idea del sector es ir trabajando en forma conjunta para ir definiendo y resolviendo las distintas problemáticas que vienen surgiendo”, comenzó diciendo.

Sobre las dificultades de la actividad, Padilla explicó que “hay muchos factores que escapan al Gobierno provincial que son internacionales como el incremento de los fletes marítimos, el incremento de la energía, la devaluación del euro (moneda que rige uno de los mercados más importantes)”.

A nivel internacional, las problemáticas vienen del incremento de los fletes marítimos, el incremento de la energía y la devaluación del euro (moneda que rige uno de los mercados más importantes). Mientras que, a nivel nacional, según explicó Padilla, el atraso cambiario es una de las principales dificultades. “Hoy estamos viendo que están creando un dólar soja y nosotros estamos regidos bajo las mismas paritarias, acabamos de firmar con las cinco entidades un incremento del 70% que es lo que corresponde para los trabajadores, pero a los productores les dan un dólar soja”, dijo.

exportaciones de nuestra actividad”, añadió Padilla.

En esa línea, el empresario remarcó que hay un atraso por temas técnicos “que aparecieron, en los últimos meses, en las devoluciones de IVA de las exportaciones, lo cual empieza a afectar la cadena de pago, el ingreso de dinero a la provincia y afecta a los proveedores y distribución de los ingresos de la actividad”.

Sobre esto, Padilla expresó la posibilidad de que se dejen de cosechar aproximadamente 250.000 toneladas de limón. “Es una pérdida económica muy importante para el sector, la provincia y para los trabajadores”.

Junto con Jaldo, el presidente de ACNOA dijo que “acordamos en buscar que se puede hacer desde la Provincia, porque las correcciones mayores están a nivel nacional y, una vez definidas las ayudas provinciales, estaremos viajando con el Gobernador y el ministro para reunirnos con los responsables a nivel nacional para encontrar una salida a esta coyuntura de dificultad que afecta la actividad”.





Recomienda esta nota: