08/10/2022

Tucumán

MEGA ACTIVIDAD

Inició el 2° Campamento de Educación Diabetológica del NOA

El ministro de Salud Pública, Luis Medina Ruiz, participó hoy de la primera jornada de esta iniciativa destinada a niños y adolescentes con diabetes tipo 1 y a sus familias.

El evento, organizado por la ONG N.A.Dia (Nueva Asociación Diabetes), tiene como propósito educar a los pequeños pacientes sobre esta enfermedad, trabajar nociones de prevención y ofrecerles herramientas para mejorar su calidad de vida. Las actividades se llevarán a cabo desde hoy hasta el domingo en diversas carpas ubicadas en Tafí Viejo Rugby Club Tucumán.

Al respecto, Medina Ruiz contó: “Estas son tres jornadas de un campamento con más de 150 personas, entre niños, jóvenes, adultos, padres y docentes que vinieron desde Córdoba y distintas partes del país, más 60 personas que se sumaron de Tucumán para hablar, trabajar y educar en diabetes. La idea es que niños que tienen diabetes tipo 1, compartan espacios con otros niños de su misma condición, y junto a sus padres intercambien experiencias, como ser los cuidados que deben tener, los tratamientos que hay disponibles, las estrategias que deben seguir, ya que ésta es una enfermedad crónica muy frecuente que bien tratada no tiene complicaciones a corto plazo”.

“Esta es una jornada donde fundamentalmente tenemos que agradecer y felicitar a la fundadora que es la magister Nydia Farhat que viene de Córdoba, y a la fundadora de la delegación local, está con nosotros Cristina du Plessis, nuestra jefa del departamento de Enfermedades no Transmisibles y también hay nutricionistas del equipo acompañando a nuestra gente”, destacó.

Asimismo, el funcionario remarcó la importancia de estas jornadas: “Son muy importantes ya que compartimos experiencias de otras provincias y dialogamos sobre lo que tenemos en Tucumán como ser nuestro Programa de Diabetes en el que el Estado está presente realizando una gran labor para todos los que padecen de esta enfermedad. Desde el primer momento que tiene el diagnóstico el paciente ya se va con el tratamiento, si necesita insulina se la otorgamos, es decir que pudimos compartir todas estas acciones y aprendiendo de las demás”

Por último, Medina Ruiz hizo hincapié que en el caso de la diabetes tipo 1, el paciente requiere de la insulina y no puede estar sin esa medicación. “Eso lo debe saber el paciente y nosotros como estado proveerles y facilitarles la llegada de esta medicación. Ese es el pedido que nos hace siempre el Señor Gobernador, el hecho de estar presentes en las necesidades de la población”, finalizó.

Por su parte, Nydia destacó: “Son prácticamente dos convivencias en un mismo espacio porque los padres realizan sus aprendizajes en un determinado momento con profesionales y en determinados lugares sectorizados y los niños hacen lo propio en otros lugares con otros profesionales. La idea es compartir aprendizajes, aprendemos sobre nutrición, la importancia de la alimentación saludable, sabemos que no hay una alimentación exclusiva para las personas con diabetes, sino que tiene que ser una integral para la familia, no tenemos que estar excluidos en esa mesa familiar y eso lo aprenden los papas por un lado con su lenguaje y los chicos de acuerdo con las edades”.

Al mismo tiempo agregó: “Somos alrededor de 30 voluntarios procedentes de distintos puntos del país, nuestra misión ahora es formar voluntarios en Educación Terapéutica en Diabetes dentro de la provincia de Tucumán. Venimos desde Río Cuarto, provincia de Córdoba, Corrientes y Santa Fe. Somos un equipo de trabajo que desde hace más de 15 años estamos apoyándonos en este tipo de eventos y estamos formados en esto. La idea ahora es empezar a sembrar este tipo de liderazgos en esta provincia”.

Sobre porqué Tucumán fue elegida para esta experiencia, Nydia comentó: “Hay una Casa Central de nuestra ONG que se llama Nueva Asociación de Diabetes o N.A.DIA que está en la ciudad de Río Cuarto. Se dieron las posibilidades de abrir una sede acá y otra en Río Tercero, porque tenemos un modelo de gestión que es bastante diferente del común de las asociaciones de diabetes en general en América Latina. Esta ONG nos convocó para realizar este evento por segunda vez consecutiva porque la primera fue antes de la pandemia, y ahora ya acordamos con el ministerio que esta fecha quedará establecida la del segundo fin de semana largo de octubre para los años venideros”.

Siguiendo esta línea, Matías proveniente de Río Cuarto, comentó: “Yo estoy coordinando acá en el campo a un grupo de chicos más grandes, adolescentes o preadolescentes. Hace 20 años que tengo diabetes y comencé como empezaron los chicos que vinieron a participar hoy”

“Estos encuentros son muy importantes porque cada vez se instala más el tema en la sociedad y lo fundamental es que nos juntemos a estar con otros que tienen lo mismo que tiene uno, de ese modo no nos sentimos tan solos al intercambiar y estar con otras personas que pasan lo mismo que yo”, enfatizó.

Asimismo, Matías puso énfasis en cómo pudo llevar su vida con esta patología: “Tuve que acomodar mi vida gracias a lo que la diabetes me fue mostrando y enseñando, pero luego de eso mi vida es normal, puedo hacer actividades normales tanto en lo laboral como en mis hobbies. Descubrí que tenía diabetes a los 9 años y ahora tengo 29, llevo mi cotidianidad de manera normal con cuidados que son siempre necesarios, uno de ellos el auto monitoreo, el autoconocimiento, la alimentación, la actividad y por qué no la educación, eso sería lo básico”.

“El mensaje que quiero darle a las personas que están en mi situación es siempre busquen ayuda y acompañamiento, hay muchas personas que tenemos lo mismo, que lo llevamos adelante muy bien y que no estamos solos. Siempre se puede aprender más, y no es obligación saber, pero la información está en todos lados y hay que acercarse a buscar”, finalizó.





Recomienda esta nota: