16/03/2020

Argentina

lesiones

"Me botoneaste, me botoneaste", le gritaba mientras le pegaba al vigilador

Miguel Angel Paz, el preparador físico que agredió brutalmente al guardia de su edificio está con arresto domiciliario. El hombre golpeado se puso en cuarentena en su domicilio.
Me botoneaste, me botoneaste, le gritaba mientras le pegaba al vigilador | El Diario 24 Ampliar (1 fotos)

"Me botoneaste, me botoneaste", le gritaba mientras le pegaba al vigilador

El vigilador del edificio de Vicente López agredido por un morador del inmueble al que acusó de no cumplir con el protocolo de aislamiento por el coronavirus dijo que sufrió "muchos golpes", cortes y una "fractura de tabique", y que luego de la golpiza el atacante se quiso "fugar".

Se trata de Gustavo Granucci, quien en declaraciones a Todo Noticias agradeció a su empresa, su coordinador y supervisor, y la administración del consorcio por el apoyo recibido tras el incidente que mantuvo con Miguel Ángel Paz, el vecino del edificio que quedó aprehendido por el hecho, con arresto domiciliario, y será indagado por el delito de "lesiones".

"Tengo muchos golpes: tengo un hematoma terrible en la espalda, cortes en la nuca, y fractura de tabique", indicó el vigilador respecto de su estado de salud.

Granucci explicó que él "simplemente cumplía" con su trabajo y que Paz, quien se presenta en las redes sociales como preparador físico deportivo, "tenía que estar en cuarentena porque vino de los Estados Unidos".

"Todos somos grandes y sabemos los pros, las contra, y las consecuencias. Acá, no quiso cumplir el protocolo, se manejó impunemente", señaló.

Según el vigilador, antes de las golpiza que quedó grabado por las cámaras de seguridad de la garita del edificio y que se viralizaron por las redes sociales, el agresor "directamente lo amenaza de muerte al interno" del teléfono "y a los cinco minutos bajó y pasó lo que se ve en el video".

"Después de lo que pasó, él pretendió darse a la fuga y justo estaba el personal policial y vecinos que lo pararon. Él decía que se tenía que ir por problemas familiares que desconozco y nada más. Después me subí a la ambulancia", recordó.

De acuerdo al vigilador, durante el ataque, el acusado no lo dejó "llamar a emergencias" ni a sus "superiores".

"Me decía de todo, malas palabras, faltándome el respeto. Me decía 'me botoneaste, me botoneaste'", detalló Granucci, quien remarcó que la administración del "edificio hizo una circular marcando el protocolo que había que cumplir".

En tanto, fuentes judiciales explicaron a Télam que si bien los médicos que asistieron al vigilador determinaron que el mismo no presentaba síntomas del coronavirus se colocó en aislamiento en su domicilio de la localidad bonaerense de Villa Ballester.

Por su parte, el acusado permanece aislado en su departamento del edificio donde ocurrió el hecho, en calidad de aprehendido, y con custodia policial en el inmueble, añadieron los mismos informantes.

Información con despacho de la agencia Télam



Recomienda esta nota: