28/06/2023

El mundo

Sociedad

Un general ruso de alto rango tenía conocimiento previo de los planes de rebelión de Prigozhin antes de dirigirse a Moscú

Implican al general Sergei Surovikin en la coordinación de las acciones del jefe del Grupo Wagner en Ucrania, según funcionarios estadounidenses.

El general Sergei Surovikin, subcomandante de las operaciones militares rusas en Ucrania, tenía información previa sobre los planes de rebelión del líder del Grupo Wagner, Yevgeny Prigozhin, contra las autoridades de defensa de Moscú, según un informe del New York Times publicado el martes. 

El periódico citó a funcionarios estadounidenses informados por los servicios de inteligencia de Estados Unidos, quienes estaban investigando si el general Surovikin, quien anteriormente había sido comandante ruso en Ucrania, estuvo involucrado en la planificación de las acciones de Prigozhin el pasado fin de semana.

Prigozhin se exilió en Bielorrusia el martes como parte de un acuerdo que puso fin a un breve levantamiento de sus combatientes de Wagner durante el fin de semana. Mientras tanto, el presidente Vladimir Putin elogió a las fuerzas armadas rusas por evitar una guerra civil. 

Según el New York Times, funcionarios estadounidenses también señalaron que había indicios de que otros generales rusos podrían haber respaldado a Prigozhin. Tanto funcionarios actuales como anteriores de Estados Unidos afirmaron que Prigozhin no habría llevado a cabo su rebelión si no hubiera creído que otros en posiciones de poder lo apoyarían.

Surovikin, conocido como "General Armagedón" por los medios de comunicación rusos, había sido designado para liderar las operaciones en Ucrania en octubre. Sin embargo, en enero, el ministro de Defensa ruso, Sergei Shoigu, nombró a Valery Gerasimov, jefe del Estado Mayor, para supervisar la campaña, y Surovikin se convirtió en su subordinado. 

Según el New York Times, ahora le corresponde a Putin decidir si cree que el general Surovikin ayudó a Prigozhin y cómo debe responder. Algunos ex funcionarios sugieren que Putin podría optar por mantener a Surovikin si concluye que este tenía conocimiento de los planes de Prigozhin pero no lo ayudó. 

Por el momento, los analistas señalan que Putin parece decidido a atribuir la responsabilidad del levantamiento únicamente a Prigozhin. Antes de iniciar la rebelión, Prigozhin expresó su disgusto hacia Shoigu y Gerasimov, responsabilizándolos de los fracasos de la campaña y la falta de apoyo del ejército a los combatientes de Wagner. 

Surovikin instó al grupo de Wagner a dejar de oponerse a la cúpula militar y regresar a sus bases, justo antes de que Prigozhin liderara a sus combatientes en la denominada "marcha por la justicia". 

Prigozhin había colaborado con el general Surovikin durante la intervención militar rusa en Siria y lo había elogiado como el comandante más competente del ejército ruso. Según funcionarios citados por el NYT, el general Surovikin no respaldaba la destitución de Putin, pero parecía estar de acuerdo con Prigozhin en que Shoigu y el general Gerasimov debían ser relevados de sus cargos. 

La alianza entre el general Surovikin y Prigozhin podría explicar también por qué este último sigue con vida, según los funcionarios, a pesar de haber tomado el control de un importante centro militar ruso y haber ordenado una marcha armada hacia Moscú.

El líder de Wagner partió de la ciudad de Rostov del Don, en el sur de Rusia, el fin de semana, pero interrumpió la marcha a 200 kilómetros de Moscú. 

El martes llegó a Bielorrusia, donde se exiliará después de la rebelión, mientras que la agencia de inteligencia nacional rusa anunció que retiraba los cargos de "motín armado" contra el líder mercenario y los miembros de su fuerza.




Recomienda esta nota: