21/07/2023

El mundo

Sociedad

Rusia introduce nuevo impuesto a grandes empresas para fortalecer su presupuesto militar

La Duma aprueba proyecto de ley que impondrá tributo extraordinario a las empresas con ganancias inesperadas.

La Duma o Cámara Baja rusa aprobó el viernes un proyecto de ley que establece un impuesto único sobre las ganancias extraordinarias de las grandes empresas con el objetivo de aumentar el presupuesto federal, mientras continúa la guerra en Ucrania. El impuesto adicional se estima en alrededor de 300.000 millones de rublos (equivalentes a 3.400 millones de dólares) para el año 2024.

El documento legislativo fue aprobado por unanimidad y establece que el impuesto debe ser pagado a más tardar el 28 de enero del próximo año. La tasa impositiva será del 10% sobre las ganancias adicionales obtenidas y se destinará exclusivamente al presupuesto federal, estimándose una recaudación total de unos 300.000 millones de rublos.

Este impuesto excepcional se aplicará a las ganancias inesperadas obtenidas por las empresas cuyo volumen de negocios promedio en 2021 y 2022 superó los 1.000 millones de rublos (equivalentes a 11,5 millones de dólares). El cálculo se basará en las ganancias promedio obtenidas en 2018 y 2019.

Cabe destacar que hay algunas excepciones contempladas en el proyecto de ley. No estarán sujetas a este impuesto las pequeñas y medianas empresas (pymes), las compañías que ya pagan un impuesto agrícola único, las sociedades creadas después del 1 de enero de 2021 y las empresas extranjeras que comenzaron sus operaciones en Rusia a través de una oficina permanente después de esa misma fecha. Asimismo, las empresas que operan en el sector del petróleo, gas y producción de carbón también estarán exentas del pago del impuesto.

El ministro de Finanzas, Antón Siluánov, ha anunciado que este año se aplicarán exenciones fiscales adicionales en el impuesto a la extracción de minerales y en el impuesto sobre el combustible para motores para empresas del sector.

En otro acontecimiento, un reciente ataque de las fuerzas rusas en la región ucraniana de Zaporizhzhia dejó un trágico saldo de al menos cuatro personas muertas y dos heridas. Además, el puerto de Odesa fue atacado por cuarta noche consecutiva, ocasionando pérdidas de cereales almacenados en la zona.

El gobernador de Zaporizhzhia, Yuri Malashko, informó en su página de Telegram que el ataque afectó a varias infraestructuras civiles y que las víctimas eran trabajadores de esas instalaciones. Las fuerzas que responden a Vladimir Putin realizaron aproximadamente 80 bombardeos en una veintena de localidades de Zaporizhzhia, incluyendo Guliaipole, Levadne, Charivne y Chervone, según declaraciones de Malashko.

Simultáneamente, durante la madrugada de ese viernes, los ataques continuaron en otras regiones como Kharkiv, donde varias personas resultaron heridas. Por su parte, el Estado Mayor de las Fuerzas Armadas de Ucrania comunicó en las últimas horas que han logrado avances significativos en algunos de los principales frentes de batalla, como Bakhmut, Melitopol y Berdiansk.




Recomienda esta nota: