06/07/2012

Tucumán

Pidieron procesar a Blanca por falso testimonio en el juicio por Marita Verón

La testigo incurrió en varias contradicciones, según los abogados defensores. La querella y los fiscales aseguran que declaró desprotegida por su salud mental.

Los abogados defensores de algunos de los 13 imputados por privación ilegítima de la libertad y promoción de la prostitución en el juicio oral que se lleva a cabo en nuestra provincia por la desaparición de María de los Ángeles Verón pidieron en la jornada del jueves procesar por falso testimonio a Blanca, la testigo que asegura haber sido sometida a la prostitución en La Rioja, donde dice que vio a la joven tucumana desaparecida.
 
La mujer, testigo protegida, declaró desde el martes en el marco de audiencias atípicas, ya que el Tribunal accedió al pedido de los médicos forenses, quienes solicitaron que diera su testimonio sin la presencia de los imputados en la sala y ante policías de civil, teniendo en cuenta el estado de salud mental frágil que padece.
 
Entre otras cuestiones, Blanca, de 32 años, afirmó que Fernando “Chenga” Gómez la obligó a prostituirse en el local “Desafío”, de La Rioja. Según el relato de la mujer, fue vendida por el padre de uno de sus hijos a Gómez por dos mil pesos. Además, la muchacha contó que vio a Marita en ese prostíbulo, que tuvo diálogos con ella y hasta la vio con un bebé en brazos. 
 
Tras las preguntas de los defensores, que comenzaron el miércoles y terminaron el jueves, el abogado Jorge Posse, defensor de Lidia Medina, pidió procesar por falso testimonio a Blanca. En tanto, Jorge Cáceres, abogado del “Chenga”, la calificó de “mentirosa”, lo que motivó la reacción de la mujer, quien se quejó ante los miembros del Tribunal, quienes le pidieron al penalista que se dirigiera con respeto hacia la testigo. Los demás abogados defensores, como Roberto Flores, Hernán Molina, Juan Carlos López Casacci y Marta Toledo adhirieron al pedido.
 
Según los defensores, Blanca contó tres versiones distintas sobre cómo fue trasladada a La Rioja la primera vez. Primero dijo que fue llevada por la fuerza por Pascual Andrada, uno de los imputados, luego que fue trasladada por su voluntad y finalmente que fue llevada por Gómez y Medina. 
 
Como otra contradicción marcada por los abogados, también dijo que hasta el 24 de noviembre de 2003, cuando escapó, vio a "Chenga". Pero el imputado estaba detenido desde el 30 de octubre.
 
Por su parte, los fiscales que la testigo declaró en forma concordante con las declaraciones de 2002 y 2003, durante la etapa de instrucción y remarcó que las contradicciones fueron intrascendentes, impertinentes y relativas a cuestiones secundarias, mientras que la querella sostuvo que los defensores preguntaron con la intención de que Blanca se contradiga y que por su estrés postraumático no fue protegida como se debía. ©eldiario24.com
 


Recomienda esta nota: