07/08/2020

Argentina

PANDEMIA

Coronavirus: cómo será la prueba de la vacuna que se hará en el Hospital Militar

Se aplicarán dos dosis a un total de 4.500 voluntarios bajo la coordinación del laboratorio Pfizer.

Luego de la firma del convenio entre el laboratorio Pfizer y el Hospital Militar Central argentino para llevar a cabo las pruebas de la vacuna contra el COVID-19 en sus instalaciones, la etapa de capacitación del personal ya está por terminar y resta poco tiempo para que empiecen a administrar las dosis.
Con una vacante de 4.500 personas para llevar a cabo los ensayos clínicos de fase 3 en el país, las inscripciones superaron ampliamente las expectativas y fueron más de 25.000 las personas anotadas.
En este hospital, inaugurado hace 81 años, se está desarrollando en otros pabellones la atención de pacientes agudos de COVID-19, de otras enfermedades, y también se realizan distintos ensayos clínicos, como el del tratamiento con plasma sanguíneo.
"Tenemos la estructura, el equipamiento y el personal para atender a nuestros pacientes, hacer la docencia y la investigación científica clínica. En estos momentos, hay en curso alrededor de 45 estudios", explica el coronel Sergio Maldonado, director del hospital..
Dosis y seguimiento
Los voluntarios recibirán dos aplicaciones de la potencial vacuna contra el COVID-19. Maldonado indica que ellos brindan la sede, la "base de operaciones" del estudio, y que en cuanto al seguimiento de los voluntarios, Pfizer y el investigador Fernando Polack son quienes se encargarán de convocar, traer y controlar a las personas.
"Si bien hay un primer período muy intenso en el cual se vacunan y les hacen una entrevista al mes, luego los van a ir convocando para poder hacer un control, como se hace en todos los estudios. Este no escapa a esa metodología", describe Maldonado, y recuerda que estos estudios pueden durar cerca de dos años.
"El convenio lo firmamos entre Pfizer, Polack y el Hospital Militar en representación del ministerio de Defensa, esos son los tres actores junto a científicos, médicos, enfermeros y empleados administrativos. Somos un conjunto de 400 personas trabajando", concluye.

Luego de la firma del convenio entre el laboratorio Pfizer y el Hospital Militar Central argentino para llevar a cabo las pruebas de la vacuna contra el COVID-19 en sus instalaciones, la etapa de capacitación del personal ya está por terminar y resta poco tiempo para que empiecen a administrar las dosis.

Con una vacante de 4.500 personas para llevar a cabo los ensayos clínicos de fase 3 en el país, las inscripciones superaron ampliamente las expectativas y fueron más de 25.000 las personas anotadas.

En este hospital, inaugurado hace 81 años, se está desarrollando en otros pabellones la atención de pacientes agudos de COVID-19, de otras enfermedades, y también se realizan distintos ensayos clínicos, como el del tratamiento con plasma sanguíneo.

"Tenemos la estructura, el equipamiento y el personal para atender a nuestros pacientes, hacer la docencia y la investigación científica clínica. En estos momentos, hay en curso alrededor de 45 estudios", explica el coronel Sergio Maldonado, director del hospital, al sitio TN.


Dosis y seguimiento

Los voluntarios recibirán dos aplicaciones de la potencial vacuna contra el COVID-19. Maldonado indica que ellos brindan la sede, la "base de operaciones" del estudio, y que en cuanto al seguimiento de los voluntarios, Pfizer y el investigador Fernando Polack son quienes se encargarán de convocar, traer y controlar a las personas.

"Si bien hay un primer período muy intenso en el cual se vacunan y les hacen una entrevista al mes, luego los van a ir convocando para poder hacer un control, como se hace en todos los estudios. Este no escapa a esa metodología", describe Maldonado, y recuerda que estos estudios pueden durar cerca de dos años.

"El convenio lo firmamos entre Pfizer, Polack y el Hospital Militar en representación del ministerio de Defensa, esos son los tres actores junto a científicos, médicos, enfermeros y empleados administrativos. Somos un conjunto de 400 personas trabajando", concluye.



Recomienda esta nota: