(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});
01/10/2019

Opinión

contundente

Derecho al fracaso

Escribe Oberdán Rocamora - Redactor Estrella, especial para JorgeAsísDigital
Ampliar (1 fotos)

Duele admitir que Mauricio Macri, El Ángel Exterminador, fracasó. “Córrase, Mauricio, permita que fracase otro». Alberto Fernández, El Poeta Impopular, por ejemplo. Dice Jorge Asís.

Escribe Oberdán Rocamora
Redactor Estrella, especial
para JorgeAsísDigital

Previa
Derecho al fracaso

“Darla vuelta”, a esta altura, con un 35% de pobreza, es (casi) imposible.
Duele admitir que Mauricio Macri, El Ángel Exterminador, fracasó.
“Córrase, Mauricio, permita que fracase otro».
Alberto Fernández, El Poeta Impopular, por ejemplo.
También Alberto tiene su derecho al fracaso.
Como cualquier argentino (aunque no sea pobre).
El fracaso nacional unifica. Se atenúa apenas con algún éxito individual, sólo para constar en actas.
Aunque no conforte a nadie.

Carolina Mantegari
—————————————————————————————————————————-

1.- 30 ciudades

Resultan admirables los convencidos categóricos de la Argentina Blanca.
Los que suelen emocionarse con la ciclotimia del Ángel. Cuando en los “coucheados” momentos de ascenso, invita a exclamar.
“¡Se puede, Se Puede!” (aunque sepa que no se puede un c…).
La compañía terapéutica de la bella mujer lo sostiene.
Junto a la señora Elisa Carrió, La Derrotada Exitosa (auto-calificada así en su opus “Vida”).
Debe celebrarse también el coraje febril que signa la epopeya del senador Miguel Pichetto, Lepenito.
Supo recrear el mito griego de Alcibíades. El estratega de Atenas que sorprendió al ponerse al frente del ejército de Esparta.
La escena encantó en las Barrancas de Belgrano.
Territorio heredado, y consolidado, por Horacio Rodríguez Larreta, Geniol.
Adaptación marxista, “el territorio es para quien lo trabaja”.
El desgaste como objetivoRodríguez Larreta representa la excepción. En el esplendor de la debacle, se va a quedar con un poco de “vida” propia. El Maxi Quiosco del Artificio Autónomo.
Para compartir la jefatura de la oposición con el gobernador Alfredo Cornejo, Cobos y Vos.
Y con la señora María Eugenia, Sor Vidal. Aunque la adicta al sacrificio pierda con Axel Kicillof, El Gótico.
El peronista reciente (Axel) que poco y nada tiene en común con El Poeta Impopular. Sólo la valoración radial de La Doctora.
El Dream Team de los sobrevivientes lo completa Alcibíades. Con su audacia infinita.
Mientras tanto, El Ángel invierte el énfasis estudiado en las consignas de Barrancas que repite en Junín.
Y en 30 ciudades escogidas va a transmitir el mismo mensaje emotivo, tan directo como insustancial.
Memorizado ante la impotencia conmovedora de la multitud de fieles que colman las plazas de todas las ciudades. Aguardan la ilusión del milagro.
“Darla vuelta”. La elección tiene que ser como una tortilla o una media.
Para ganarle a Alberto y en todo caso volver a fracasar, como un glotón, él solo.

2.- Virus maligno, la derrota

El Ángel -pobre- es portador sano del virus maligno de la derrota.
Le transporta la imagen hacia el piso nocivo. Aunque conserve el segmento de hierro.
La base tradicional del fervoroso antiperonismo. Le alcanza para saberse acompañado. Nunca para la utopía del milagro.
Después de las festivas ceremonias de 2015 y 2017, le cuesta aceptar al Ángel, en 2019, que los candidatos de su fuerza, para salvarse, prefieran ignorarlo.
Apartarse con crueldad de su rostro hasta en los carteles.
Cuando el macrismo, sin Macri, es menos que una alucinación.
Del virus se cuida hasta Sor Vidal, aunque por su tendencia hacia el sacrificio ya está contagiada.
El desgaste como objetivoSe cuidan los mini-gobernadores de la provincia inviable que marca la diferencia.
Pero el que mejor supo distanciarse fue Don Cornejo.
En cambio Geniol, en el Maxi Quiosco, no necesita alejarse.
Lástima que el país no se reduzca al Artificio Autónomo. Que sea más complejo, incluso, que Boca Juniors.
Hoy Rodríguez Larreta es desafiado con la simpatía glamorosa de una cumbia.
Pero trasciende que el peronismo no tiene mayor interés en arrebatarle el Maxi Quiosco.
Una suerte, porque si Geniol se deja estar durante diez minutos, pueden pasarlo por encima. Con el bailecito. “Si vos querés”.
Si sobrevive al efecto de la cumbia, Rodríguez Larreta es número puesto para otra utopía. 2023.
Cuando el índice de pobreza llegue al 45 y pueda construir la base sólida de su propio fracaso. Lo merece.
¿Por qué puede fracasar el Ángel y Geniol no?
En Barrancas, mientras Rodríguez Larreta aplaude las consignas huecas de Macri, con paulatina naturalidad, lo desplaza.

3.- Genialidad táctica, patología estratégica

Con Mauricio perdieron, en las PASO, los dos grandes medios de comunicación.
Fue un simulado fracaso profesional. Como perdieron, en significación económica, con el Tercer Gobierno Radical que promovieron e inventaron.
Las empresas valen hoy el 40% de lo que valían en 2015.
También fueron ignominiosamente derrotados determinados columnistas de domingo. Y notables figurones televisivos que se entregaron a la dulce manía de operar desde la comunicación.
Con coincidencias ideológicas y pautas fortalecidas. Cultivaron, columnistas y animadores, el cotidiano “periodismo de guerra”. Militancia republicana que demostró su rigurosa ineficacia.
Se estrellaron, además, los empresarios devaluados que se jugaron inicialmente por quien creían que era un par. Lo ayudaron.
Concluyeron encuadernados. Arrepentidos. Desprestigiados.
El desgaste como objetivoEs inagotable la legión de los desencantados que culturalmente no pueden aceptar que La Doctora los haya embocado.
Justamente con El Poeta Impopular, de repente transformado en Alberto El Estadista. Con su aspecto de personaje literario de Mario Benedetti.
Pero que tuvo el acierto de sumar, gracias a la agenda del consultor amigo más conectado, a los gobernadores.
Y de recuperar a Sergio Massa, El Desconcertante Conductor, que ya estaba en tratos con La Doctora (merced al amigo común que nada tiene que ver con la política).
Con el acuerdo de Máximo, En el Nombre del Hijo, y de El Wado, el sensato cada vez más fundamental. Vaso comunicante, puente entre Rodríguez Peña y la similar de México.
Los grandes medios, humillados después de cuatro años de “periodismo de guerra”, muestran ahora la trascendencia indispensable para la revancha.
En ejecución se encuentra el Objetivo Desgaste. A través de la explotación de las contradicciones del Frente de Todos. Demasiado visibles en la vitrina.
Ideales para ser pulverizadas (las contradicciones), con inteligencia y perversión.
Plantear la imposibilidad práctica de funcionamiento. Instalar la pregunta obvia que funciona como consigna.
¿Va a gobernar Alberto o La Doctora? Con los duros de La (Agencia de Colocaciones) Cámpora. Cuarentones verticales, casi inofensivos.
Adelantar, en definitiva, el conflicto (que existe). O en todo caso generarlo.
Entre el albertismo (que no existe) y La Doctora que, a esta altura, es de fácil cansancio moral.
Ni puede evitar que fluyan los nombres de los ministros presuntos. Que se conjeture a canilla libre.
Los desplazamientos hacia La Habana funcionan, en cierto modo, como un sano pretexto para la postergación.

La mesa del litigio está servida. El desgaste, desde los grandes medios, con los comunicadores desairados. Y enfrente los obstinados en evitarlo.
El desgaste como objetivoA través, incluso, de la opción del silencio, aunque legitime. Pero el silencio posibilita el desfile de las semanas. Mientras el Ángel se aferra a la excitación de los convencidos.
El esquema propuesto por La Doctora fue una genialidad táctica. Para una patología estratégica.
Preferible mantenerse, por el momento, con el acierto. La patología siempre puede esperar.

Nota extraída de http://www.jorgeasisdigital.com/2019/10/01/el-desgaste-como-objetivo/

Leer otras opiniones:

https://www.eldiario24.com/nota/opinion/434539/entre-tercer-gobierno-radical-quinto-gobierno-peronista.html

https://www.eldiario24.com/nota/opinion/434453/importantes-banalidades.html




Recomienda esta nota: