spot_img
11.7 C
San Miguel de Tucumán
sábado, 18 mayo, 2024
InicioSucesosViolencia estudiantil: desaparecen grupos de WhatsApp, pero siguen las amenazas

Violencia estudiantil: desaparecen grupos de WhatsApp, pero siguen las amenazas

El anuncio del gobernador Osvaldo Jaldo sobre la orden que impartió a la Policía y a las autoridades de Educación tuvo un efecto casi inmediato. Ante la pesquisa que están realizando los efectivos en las redes sociales, de los cinco grupos de WhatsApp que crearon los adolescentes, sólo uno seguía activo hasta ayer. «Puterío Tucumán» fue el canal que ya contaba con 20.000 participantes. El miércoles, cuando se conocieron, el más nutrido reunía poco más de 6.000.

El jefe de Policía Joaquín Girveau había anticipado a  que se investigaría a los creadores de ese grupo. Esa fue una de las razones por la que varios desaparecieron, pero también fue la razón de que aparecieran otros como «Tucucity Puterío» y «Quemazón Centro 2.0», entre otros, pero no se pudo confirmar su existencia.

Hasta el miércoles, los adolescentes subían mensajes, audios y hasta videos amenazantes. «Estensen bien pillos no… (sic). Gracias a nosotros tienen autos porque le compramos la droga», aseguró un menor en uno de los videos que se subieron a ese grupo de WhatsApp. De fondo, se escuchan las risotadas de otros adolescentes.

«Hablamos con las autoridades porque teníamos miedo de que les pase algo malo a nuestros hijos. En esos grupos anunciaban el horario de salida para que vayan a pegarles por ser chetos. Estamos locos, jamás pensé que se viviría algo así», indicó Lucrecia M. «Nos dijeron que estaban al tanto de la situación y que habían tomado cartas en el asunto», añadió. Fuentes del área de Seguridad dijeron estar al tanto de esa situación y que, como ocurrió el miércoles, se montará un operativo de seguridad para evitar todo tipo de represalias.

«Hay de todo un poco. Creo que hay mucha payasada, pero también cosas ciertas, como que venden droga», explicó Lucía, una adolescente de 16 años.

En «Puterío Tucumán» alguien ofrecía vender diferentes tipos de flores de marihuana. Además de poner un número de contacto, también ofrecían enviarla a cualquier punto de la provincia. «Hay que confirmar la veracidad de ese mensaje, pero también puede ser un adulto que aprovecha para comercializar drogas», señaló un investigador.

Durante las últimas horas, en estos canales se pudo observar de todo. Por ejemplo, un joven publicó una especie de «cartelera» donde se informaba cuáles serían las peleas que se registrarán hoy. Una supuesta estudiante de Alderetes también envió un mensaje diciendo que los alumnos de los establecimientos de esa ciudad se presentarían en la capital para agredir a los de otras instituciones. El mes pasado, una escuela de ese municipio fue noticia porque, en menos de una semana, las autoridades secuestraron un arma de fuego y un cuchillo a dos jóvenes.

Los anuncios de Jaldo también generaron la reacción de los adolescentes. «Meee ahora todos se hacen los wuaso (sic) pero seguro que le tienen miedo a la ley. Quiero ver a todos esos q hablan diciendo que la van a re picar peleándose frente a la cana», publicó uno en «Puterío Tucumán».

Lo más insólito fue observar que en ese canal, los jóvenes hicieron una encuesta: «¿Quién irá a ver la pelea mañana?», preguntó un integrante. Más de 400 dijeron que «yo» y más de 750 que «yo no porque me llevará la poli».

Tras el revuelo que generaron los episodios, la ministra de Educación de Tucumán, Susana Montaldo, habló con los medios locales y resaltó que «en forma conjunta estamos actuando, Educación y Seguridad, para analizar qué es lo que está ocurriendo, por qué los jóvenes están actuando de esa manera. Y queremos escucharlos, saber qué desean, qué les ocurre y darles espacios de participación dentro de la escuela para evitar que esa energía que tiene el joven no se vuelque de manera agresiva, sino que se vuelque en participación ciudadana, en deportes y en cultura. Creo que hay que canalizar las energías».

MÁS NOTICIAS
Noticias Relacionadas